Público
Público

El Salvador vira hacia la izquierda

El candidato de la ex guerrilla del FMLN aspira por primera vez a convertirse en presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A cara de perro. Los candidatos de los dos partidos claves de El Salvador, la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), se disputan hoy la presidencia del país en medio de acusaciones de fraude cruzadas, enfrentamientos y golpes bajos.

Aunque las encuestas otorgan al candidato del FMLN, Mauricio Funes, entre 10 y 7 puntos de ventaja sobre el derechista Rodrigo Ávila, todo indica que estos comicios serán los más reñidos desde la firma de los acuerdos de paz de Chapultepec. En las elecciones municipales de enero, el FMLN previó que sería un paseo militar para ellos y finalmente sólo logró 95 alcaldías de las 262 en disputa. ARENA, por su parte, perdió 27 municipios, pero arrebató la capitala la izquierda.

Y desde su triunfo, la derecha salvadoreña, todavía en el poder, se ha dedicado a polarizar el ambiente electoral. Incluso con agresiones físicas a opositores de izquierda. Con un mensaje marcadamente anticomunista, ARENA utiliza el recurso del miedo con la confianza de que una alta abstención le mantenga enla presidencia.

El candidato del FMLN, Mauricio Funes, ha esquivado la confrontación y ha puesto el dedo en la llaga del posible fraude electoral, una posibilidad que, según apuntaba antes de ayer el grupo de comunicación salvadoreño Megavisión, preocupa al 90% de la ciudadanía.

El FMLN vela armas convencido de que el carisma de Mauricio Funes será suficiente para alcanzar la presidencia. Funes es visto por amplios sectores de la población como un hombre honesto, bien intencionado y, sobre todo, un político de nuevo cuño alejado de las viejas confrontaciones partidistas que desangraron el país. Incluso un sector importante del empresariado salvadoreño le ha declarado su apoyo.

Pero para abrir las puertas del palacio presidencial, Funes se enfrenta a dos problemas: el primero es el grupo de asesores que rodean a Funes, cuyo programa moderado no satisface a grandes sectores de votantes del FMLN. Por otro lado, que un eventual triunfo del candidato izquierdista contará con una Asamblea Legislativa adversa.

Mientras, el pequeño país centroamericano comienza a padecer las primeras sacudidas de la crisis económica, con una minería en manos de empresas canadienses que han transformado el paisaje del país, un narcotráfico impune y el desarrollo salvaje de bandas juveniles, como la Mara, que reflejan la nula expectativa social para una buena parte de la juventud. El panorama es sombrío. La emigración hacia EEUU se ha disparado y la reforma agraria, el principal objetivo que desató la guerra civil de los años ochenta, sigue siendo un espejismo.

Si el triunfador en los comicios que se celebran mañana es Mauricio Funes, los votantes del FMLN le exigirán que durante los próximos 4 años encare esos retos Si gana ARENA, todoseguirá igual.

Demografía

Joven y pobre

Con casi 5,7 millones de habitantes, El Salvador es el país más pobre de Centroamérica. Datos de la Comisión Económica de América Latina (CEPAL) de 2004 revelan que el 47,5% de sus ciudadanos vive en la pobreza total y el 19%, en la extrema pobreza. El 35% de su población tiene entre 5 y 19 años de edad.

Sanidad

Mortalidad infantil alta

El Salvador destina cuatro médicos para cada 10.000 habitantes, la tasa más baja del continente, tras Haití. El censo de 2006 establece que la tasa de mortalidad infantil es de 12,75 muertes por cada 1.000 niños que nacen vivos, cuando la media del continente es de 9 fallecidos.

Seguridad

Récord de asesinatos

Ocupa el primer puesto en el ranking de asesinatos del continente, con 67,8 homicidios por cada 100.000 habitantes. Según The Economist, es la mayor tasa del mundo.