Público
Público

'Salvados' se adelanta al debate electoral Rubalcaba-Rajoy

El programa de La Sexta entrevista este domingo a los dos candidatos en un especial dedicado a la campaña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Señor Rubalcaba, ¿es usted de izquierdas? ¿Cuánto le debe el PSOE a la banca? ¿Por qué no pincharon antes la burbuja inmobiliaria? ¿Por qué no han aprobado la dación en pago? Con lo mal que lo ha pasado en esta legislatura, ¿de verdad tiene ganas de ganar?'. '¿No va a haber recortes, señor Rajoy? ¿Qué van a hacer con el Impuesto de Patrimonio? ¿Y con la Ley del Aborto? ¿Se va a envalentonar dando una cifra de creación de empleo?'.

Con estas preguntas, Salvados (La Sexta, 22.25 horas) se adelanta este domingo al debate electoral entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy. Jordi Évole entrevistará a los candidatos de PSOE y PP a la presidencia del Gobierno en un programa especial dedicado a las elecciones. 'Preguntamos por los temas que preocupan hoy en día a los españoles', afirma el presentador. Évole sostiene que es 'la primera vez' que escucha, por parte de ambos candidatos, 'respuestas concretas' a determinadas preguntas. 'Los políticos en campaña son herméticos, tienen muy medidos los tempos y están siempre pendientes de las consignas del partido. Pese a todo, creo que estuvieron más sinceros de lo que se puede esperar en medio de la vorágine electoral', cuenta el periodista.

'Decir que Rajoy ha sido franco quedaría feo', bromea Jordi Évole

El reportero admite que el peso del programa recaerá en Rubalcaba 'por una cuestión de honestidad'. La explicación es sencilla. La entrevista con el dirigente del PSOE duró una hora y media. Además, el programa viajó con él y le acompañó a un acto de campaña. Rajoy, por su parte, concedió una entrevista de 23 minutos después de un mes de gestiones diarias.

Évole sostiene que la charla con el presidente del PP 'decir que Rajoy ha sido franco quedaría feo', bromea salió adelante 'por la credibilidad que tiene el programa'. 'En otra época nos hubieran visto como el graciosito que se quiere sentar con ellos', añade. Esa 'informalidad' con que el equipo trata temas trascendentes, dice el periodista, es algo que valoran los políticos entrevistados.

El presentador de Salvados es consciente de la evolución del programa en sus cuatro años de vida, 'que ha pasado del entretenimiento puro al periodismo con algunos toques de humor'. Reconoce que antes Salvados 'se reía del circo electoral, pero el clima del país ya no es el mismo'. 'Ese planteamiento no es válido porque ahora el espectador, además de divertirse, también quiere información', asegura.

Su próximo reto es entrevistar a Zapatero antes de que acabe este año

Ante posibles críticas por parte del resto de formaciones políticas, Évole es rotundo: 'Salvados no es bipartidista'. Y recuerda que en los últimos meses han desfilado por el programa Julio Anguita (IU), Duran i Lleida (CiU), Pérez Bouza (BNG), Anasagasti (PNV), Portabella (ERC)...

El espacio de La Sexta volverá a tratar las elecciones generales el próximo 13 de noviembre, con la emisión de Si yo fuera presidente. En esta ocasión, ofrecerá una radiografía del país que se encontrará el nuevo Gobierno, y abordará tres de los grandes problemas que deberá afrontar el Ejecutivo: el paro, la reforma del sistema financiero y la vivienda. Diversos expertos expondrán su punto de vista y propondrán soluciones. Entre los invitados se encuentra el exministro de Trabajo Manuel Pimentel.

Por último, el 27 de noviembre, Salvados mostrará 'la cara B' de la noche electoral, con los personajes que no suelen estar bajo los focos y la actividad que se vive entre bambalinas. El programa permanecerá en la parrilla de La Sexta hasta mediados de diciembre. Antes de esa fecha, Évole se ha marcado un reto: entrevistar a José Luis Rodríguez Zapatero. 'Será muy gratificante poder tenerlo una vez que deje la losa del Gobierno', señala.

Otro de sus objetivos es 'recuperar' al público que ha dejado de ver la tele con reportajes en los que caben 'todas las voces'. 'Eso es compromiso con la profesión y honestidad', concluye.