Público
Público

Samaras plantea un recorte mayor de lo previsto para Grecia

El primer ministro griego y el ministro de Finanzas acuerdan el nuevo paquete de ajustes, cifrado en 13.500 millones. Falta el visto bueno del resto de socios del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro griego, Andonis Samaras, y el ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras, acordaron el plan de medidas de ahorro que exigen sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que el país pueda acceder a nuevos tramos de ayuda económica. 'La pasada noche, los señores Samaras y Sturnaras llegaron a un acuerdo', explicó una fuente del Ministerio de Finanzas griego.

Aunque dicha fuente, que pidió el anonimato, no quiso dar más detalles del plan de ahorro porque no es aún oficial, sí que explicó que se divide en dos partes: una referente a 11.500 millones de euros en medidas de recorte presupuestario, y la otra sobre 2.000 millones de euros en nueva recaudaciones que provendrá de la lucha contra la evasión fiscal y de una reforma del sistema impositivo.

Samaras aún debe recibir el visto bueno de sus socios de gobierno -el partido socialdemócrata Pasok y el centroizquierdista Dimar-, con cuyos líderes se reunirá este jueves el primer ministro, según informó la cadena pública NET. En este sentido, la fuente explicóque Sturnaras visitará hoy al líder del Pasok, Evangelos Venizelos, y que dirigentes de Dimar acudirán al Ministerio de Finanzas para conocer las medidas del plan pactado.

Igualmente, el Gobierno prevé presentar el acuerdo el viernes próximo ante el Grupo de Trabajo del Eurogrupo, que prepara la reunión de los ministros de Finanzas de la Eurozona del próximo 8 de octubre. La fuente ministerial precisó que la próxima semana, los representantes de la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) estarán en Atenas para terminar de perfilar los detalles del acuerdo.

Las negociaciones sobre este plan, que se prolongan desde el pasado julio, no han sido fáciles y han estado llenas de exabruptos, ya que la troika ha exigido profundizar en los recortes de salarios y pensiones, algo a lo que se oponían especialmente los socios progresistas del gobierno, quienes aún deberán dar su visto bueno. De hecho, en la última reunión entre la troika y Sturnaras, la pasada semana, la tensión se elevó hasta tal punto que los representantes de los prestamistas internacionales abandonaron Grecia para volver a finales de esta semana o la próxima.

'No fue exactamente una discusión. Pero Sturnaras dejó claro que no firmaría más recortes de los ya pactados', explicó la fuente gubernamental, que reconoció que el ministro de Finanzas está 'preocupado' por la 'estabilidad' del gobierno, dada la oposición que despierta esta nueva oleada de recortes.

Hoy se llevó a cabo la primera huelga general desde que Samaras fuera elegido primer ministro el pasado junio y ha contado con un seguimiento de hasta el 90 %, según las cifras de los sindicatos. En la principal manifestación de la jornada, celebrada en Atenas, han participado decenas de miles de personas -35.000 según la Policía- de forma pacífica, aunque finalmente se han desatado disturbios y los agentes han detenido al menos a 50 personas. Otras tres personas han sido trasladadas a hospitales con heridas de diversa consideración, según los medios griegos.