Público
Público

San Sebastián aguarda expectante el regreso a España de la "macrogira" de U2

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ciudad de San Sebastián, que hoy despide a las últimas estrellas del Festival de Cine, aguarda con expectación la llegada mañana de otros astros, pero no del celuloide sino del rock: los irlandeses U2, que vuelven a España con su "U2 360º Tour".

Mientras la ciudad ha estado centrada toda la semana en las pantallas de cine, dejándose deslumbrar por el esplendor de Julia Roberts, el estadio de Anoeta se ha ido preparando para albergar el gigantesco escenario circular (de 360º) que el grupo irlandés estrenó el 30 de junio de 2009 en Barcelona, donde inició esta gira.

Un año y tres meses después, la banda regresa a España para ofrecer dos conciertos, el de mañana en San Sebastián y el del próximo miércoles en Sevilla.

Se espera que unas 45.000 personas presencien mañana este concierto, la segunda visita a la capital guipuzcoana de U2 en los últimos cinco años, ya que esta plaza fue incluida también en la gira "Vertigo".

Las previsiones meteorológicas auguran un descenso de la nubosidad para la tarde de mañana, circunstancia que agradecerá el grupo, que soportó intensos chaparrones en su última comparecencia, el pasado jueves en Bruselas, donde Bono entonó en varias ocasiones el inmortal "Singing in the Rain".

Del escenario, cuyos 50 metros de altura sobrepasan la grada sur del estadio, se ha dicho ya todo: una faraónica estructura diseñada por Willie Williams, con forma de araña, de garra o de nave espacial de "La Guerra de los Mundos" y que dispone de pasarelas circulares y de una pantalla gigante cilíndrica que pesa 54 toneladas.

Ante tamaña puesta en escena, Bono, Adam Clayton, The Edge y Larry Mullen tendrán que esforzarse para que la música se haga con el protagonismo, para lo que ofrecerán un recital en el que previsiblemente repasarán varios temas de su último disco, como "No Line on the Horizon", sin dejar de satisfacer el apetito de los fans, deseosos de escuchar clásicos como "With or Without You", "Sunday Bloody Sunday" o "I Will Follow", que han sonado en gran parte de los conciertos de la gira.

Desde que se reinició el "360º Tour", el 6 de agosto en Turín, después de que Bono se hubiera recuperado de una lesión de espalda, el grupo irlandés ha introducido algunos temas inéditos, como el que ha servido de introducción de muchos de los recitales, "Return of the Stingray Guitar", o "North Star" y "Glandstonbury".

Aunque las entradas para el concierto están agotadas desde hace meses, los más rezagados podrán hacerse con alguno de los últimos billetes que saldrán a la venta mañana en el propio estadio.