Publicado: 15.10.2014 17:15 |Actualizado: 15.10.2014 17:15

Sánchez Barcoj deposita en la Audiencia Nacional los 484.000 euros que gastó con su tarjeta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El exdirector financiero de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj ha consignado en la Audiencia Nacional los 484.200 euros que cargó a su tarjeta de crédito opaca. Se ha desvinculado de la gestión de esta tarjeta al afirmar que se le entregó como un complemento "muy poco significativo" de su salario y que ya se usaban en los años ochenta.

Sánchez Barcoj ha entregado al Juzgado Central de Instrucción número 4 un cheque por ese importe ante el silencio recibido por parte de la Fundación Caja Madrid, a la que inicialmente quiso devolver esa cifra tras el estallido del escándalo. En el escrito en el que acompaña el cheque, el exdirectivo de Caja Madrid recuerda que ya reintegró otros 98.789 euros que asumió Bankia y que quiere hacer lo propio con los que sufragó Caja Madrid para eliminar "cualquier daño" que le haya podido causar y hacer frente a la responsabilidad civil que pudiera derivarse del caso.

Sin embargo, la "mano derecha" del expresidente Miguel Blesa, que mañana deberá declarar como imputado ante el juez Fernando Andreu por estos hechos, subraya que es "rotundamente falso" que haya intervenido en la creación de las tarjetas, "oportunidad de su uso, determinación de las personas a las que debía asignarse, límite económico anual y la forma con que habrían de ser utilizadas". También es erróneo, añade, que, tal y como aseguró Bankia en el informe en el que destapó el asunto y remitió al FROB, la "raíz de su existencia" se localizara en la Dirección Financiera de la caja, cuyas riendas tomó en todo caso en mayo de 2007, ya que su origen data de los años 1980.

"Y tampoco es cierto que la tarjeta", al menos la que le dieron en 1999, "no estuviese soportada por una relación contractual previa", ya que se le entregó fruto "de la relación jurídica de contrato de trabajo" con Caja Madrid. Por ello constituía una "asignación retributiva complementaria especialmente destinada a compensar los gastos que hubiese de soportar" en el ejercicio de sus funciones, según la fuente.

Sobre su opacidad, Sánchez Barcoj destaca que las "retenciones que hubiese procedido hacer y no se han hecho" no eran en ningún caso una de sus funciones y que el uso no podía ser desconocido por la Inspección, que revisaba las cuentas de la entidad. De existir alguna insuficiencia en su declaración de IRPF, señala el escrito, está "dispuesto a abordarla" una vez se le informe "por quien corresponda" de la cuantía defraudada, que es "muy inferior" a los 120.000 euros que establece la ley para considerarlo delito fiscal. "En cualquier caso, el complemento retributivo" que se le asignó, "sin haberlo pedido", "representa un aumento muy poco significativo y por tanto proporcionado, y regular", de su retribución económica.

La Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid ha explicado hoy que no le corresponde reclamar el dinero gastado por los titulares de tarjetas opacas de Caja Madrid y que devolverá el dinero que le sea remitido por los usuarios de las mismas, como ya ha hecho con los más de 460.000 euros que ha recibido hasta ahora.

En un comunicado, la Fundación aclara que especialistas jurídicos independientes han concluido que, según las escrituras de segregación de 16 de mayo de 2011, cuando Caja Madrid traspasó a BFA primero y Bankia después su patrimonio, esto incluía los activos y pasivos derivados de las tarjetas de consejeros y directivos. Por eso, la Fundación ha procedido ya a devolver el importe de los nueve ingresos recibidos hasta ahora por este concepto, que ascienden a 462.549 euros, y hará lo mismo con todos los que lleguen a partir de este momento.

Los activos traspasados a BFA-Bankia incluyen todos los activos y pasivos de Caja Madrid con excepción de los de Fundación Caja Madrid, la Obra Social y el Monte de Piedad, puntualiza el comunicado, que indica que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha habilitado en Bankia una cuenta con este fin. El FROB ha pedido a la Fundación que informe a los titulares de las tarjetas de la existencia de esta cuenta.

Los expertos jurídicos a los que se ha dirigido la Fundación Caja Madrid señalan que las cuentas en las que se contabilizaron estos gastos están relacionadas con el negocio bancario "y no están en relación con cuenta alguna de Fundación, Obra Social y el Monte de Piedad". A la Fundación Caja Madrid, prosigue el comunicado, no le corresponde "opinar sobre posibles ilícitos penales que las actuaciones de estos directivos y consejeros pudieran acarrear", una competencia exclusiva de los jueces. Naturalmente, la fundación entiende el "descontento social" generado por este asunto, pero "respeta la presunción de inocencia de cuantas personas puedan verse implicadas" en el caso.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-se-deberian-producir-mas-dimisiones-por-el-escandalo-de-las-tarjetas-de-cajamadrid