Público
Público

Sanidad insiste en que la vacuna del papiloma es segura

Una de las niñas con convulsiones sigue en el hospital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Sanidad volvió ayer a transmitir un mensaje de tranquilidad respecto a la aplicación de la vacuna contra el cáncer de cuello de útero, causado por el virus del papiloma humano. El secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, aseguró que los casos de las dos niñas valencianas hospitalizadas desde hace casi dos meses tras recibir una dosis de la vacuna son 'singulares' y 'únicos en Europa'.

Martínez Olmos explicó que las convulsiones que padecen las dos chicas , de 14 y 15 años, no tienen relación alguna con la aplicación de la vacuna, según concluyó la Agencia Europea del Medicamento, máxima autoridad en la materia. Y reiteró la seguridad de esta vacuna, tras reunirse ayer con los familiares de las dos chicas, Carla y Raquel. El encuentro sirvió para trasladar a las familias 'la cercanía del Ministerio'.

Martínez Olmos calificó de adecuada la atención médica que las niñas están recibiendo y aseguró que el Gobierno vigila continuamente su evolución. Además, trasladó su apoyo a los padres en su principal reivindicación: que la Consellería valenciana de Sanidad autorice el envío de la información clínica de las niñas al hospital Johns Hopkins, en EEUU, en busca de una segunda opinión.

El portavoz de las dos familias, Vicente Herreros, agradeció la colaboración del Ministerio, pero se mostró en desacuerdo con su representante. 'Nosotros pensamos que hay una relación', afirmó, en referencia a las convulsiones que sufren la niñas y la aplicación de la vacuna que recibieron minutos antes de enfermar. El lote con el que se vacunó a las niñas, de la marca Gardasil, está inmovilizado desde entonces.

Las dos familias esperan ahora el dictamen de un panel de expertos que investigan las causas de las convulsiones que padecen las dos menores. Desde hace dos meses, Carla y Raquel pasan su tiempo entre la UCI y la planta de pediatría del hospital Clínico de Valencia. Una de ellas, Carla, recibió ayer el alta médica, según anunció Herreros, mientras que Raquel dejará 'pronto' la UCI.

Hasta 259 sospechas

En total, 259 niñas han presentado reacciones adversas tras vacunarse, aunque en ningun caso se ha certificado que haya una relación directa entre el medicamento y la dolencia. Martínez Olmos afirmó que el porcentaje es poco significativo frente a los 1.700.000 dosis de los dos medicamentos, Gardasil y Cervarix, que se han aplicado en España.

El secretario general de Sanidad explicó que la relación entre el riesgo y el beneficio de las vacunas sigue haciendo aconsejable su aplicación. Aseguró que las vacunaciones siguen distribuyéndose y que no ha aumentado el número de padres que se niegan a que sus hijas reciban una dosis de Gardasil o Cervarix.