Publicado: 09.01.2014 13:49 |Actualizado: 09.01.2014 13:49

Sanidad mete prisa a los tribunales mientras el PSM se felicita porque la privatización no saldrá adelante

Lasquetty asume la decisión del TSJM, pero quiere que "los recursos se resuelvan con rapidez para disipar la incertidumbre". Gómez, "satisfecho", insta al Gobierno regional a "aparcar" el plan de externalizaci&o

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las reacciones de los líderes políticos tras conocer la decisión del Pleno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de devolver a los juzgados de origen los siete recursos sobre la privatización de seis hospitales de la comunidad no se han hecho esperar. Y, una vez más, Gobierno y oposición han leído esta resolución de formas muy distintas. Mientras el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, ha instado a los tribunales a resolver los recursos "con rapidez", el líder del PSM, Tomás Gómez, se lo ha tomado como una muestra de que "en esta legislatura no se procederá al desmantelamiento de la Sanidad pública".

Lasquetty ha afirmado este jueves, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que respeta la decisión del Pleno, pero también ha insistido en que "hoy no se ha decidido sobre los recursos", informa Europa Press. Además, el consejero ha mostrado el "deseo del Gobierno regional de que los recursos se resuelvan con rapidez para disipar cuanto antes la incertidumbre, que no es nada positivo", ha opinado.

En la sede del Partido Socialista de Madrid (PSM), en cambio, hoy todo era "satisfacción y felicidad". Un sentimiento "compartido por la mayoría de la sociedad madrileña", según lo ha expresado Gómez, que ha considerado que los 50 magistrados que hoy se han reunido para resolver a este respecto le han dado la razón a su formación y que ello supondrá que la privatización no se llevará a cabo "en esta legislatura". Por ello, ha hecho un llamamiento al presidente de la Comunidad, Ignacio González: "Que lo incorpore al próximo programa electoral y que los madrileños decidan". Hasta entonces, Gómez ha solicitado al jefe del Ejecutivo regional "que aparque con carácter definitivo sus intenciones de privatización". 

Asimismo, el líder de los socialistas madrileños se ha felicitado porque la "sensata" decisión del Pleno del TSJM "confirma" que el recurso interpuesto por el PSM contra el juez Martínez Tristán, casado con una consejera del PP de Castilla-La Mancha y que decidió aunar todos los recursos en una misma sala, "tenía sólidos fundamentos". "La creación de la supersala era una artimaña del juez Martínez Tristán, para, en presunta connivencia con el Gobierno, resolver todos los recursos de un plumazo y dar luz verde a la privatización", ha denunciado Gómez. "Hoy el TSJM ha desautorizado al señor Martínez Tristán y al presidente y al Gobierno de la Comunidad de Madrid", ha añadido.

Por su parte, el diputado y portavoz del Grupo Parlamentario de UPyD en la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco, también ha celebrado la decisión del tribunal.  Aun así, ha pedido al Ejecutivo regional que "abandone definitivamente" su proyecto privatizador porque "el modelo que todavía pretenden implantar es un modelo sin precedentes que sólo se justifica por las continuas improvisaciones en la política sanitaria del Partido Popular". "UPyD entiende que no es posible compatibilizar el ánimo de lucro normal en toda empresa privada con un servicio público esencial como es la Sanidad", ha agregado.

Desde IU la respuesta ha sido incluso más contundente. "Lasquetty debe dimitir ante esta desautorización al Gobierno regional", ha opinado el coordinador general de IUCM, Eddy Sánchez. "Esta es una nueva victoria de las movilizaciones y de la marea blanca, que ha logrado paralizar este saqueo de la Sanidad madrileña", ha añadido.

Quienes también se han mostrado satisfechos hoy han sido los miembros de otras organizaciones que también han recurrido el plan de externalización de los hospitales Infanta Leonor, Infanta Sofía, Infanta Cristina, del Henares, del Sureste y del Tajo cuya gestión pasaría a manos de las  empresas Sanitas, Ribera Salud e Hima San Pablo. 

Así, la portavoz de la Asociación de Médicos y Facultativos de Madrid (Afem), Fátima Brañas, se ha felicitado por la decisión del TSJM "porque la suspensión cautelar de la Sección Tercera está llena de argumentos jurídicos que apoyan que se mantenga la suspensión". Esta organización, que ya ha anunciado que presentará ante los tribunales nuevas pruebas de "irregularidades" en el concurso de licitación, considera esta resolución como una "señal de respeto del Pleno por la Justicia". "Si las secciones estaban haciendo su trabajo correctamente, lo razonable, y parece que es el punto de vista jurídico, es que estas continúen con su trabajo", ha dicho Brañas a Efe

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) también  ha considerado "acertada" y "favorable" a sus intereses la decisión del tribunal. El secretario general de AMYTS, Julián Ezquerra, ha manifestado a Europa Press que la decisión del TSJM es positiva pues implica "que la Sección Tercera, que se ha mostrado proclive a la paralización del proceso, volverá a poder decidir sobre los recursos que le corresponden sobre el proceso".

De "nuevo batacazo para el Gobierno regional" ha tildado la decisión la Federación Regional de Sanidad y Servicios Sociales de CCOO-Madrid, promotora de dos de los recursos, que ha reconocido la "celeridad" del TSJM y ha mostrado su "confianza" en la Justicia. "El Gobierno regional debería eliminar sus intenciones de externalizar estos seis hospitales, dado que los jueces les están diciendo que tienen problemas", expresó también el secretario de Salud de la Federación de Servicios Públicos de UGT-Madrid, Ignacio Hernández, que cree que esta resolución supone que el proceso privatizador se paralice "al menos un año".

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp), por su parte, ha enviado un comunicado en el que se "congratula" de la decisión del TSJM. "La formación de una macrosala para estudiar los recursos era una actuación inusitada y dudosamente legal, que parecía destinada a anular la paralización de las privatizaciones", ha denunciado. "Parece que se ha impuesto la razón y la justicia", concluye la plataforma.