Público
Público

Sanidad prevé 8.000 muertos en el invierno

El ministerio considera "previsible" una cifra similar a la causada por la gripe estacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sin querer confirmar ningún dato y aventurándose con una estimación, la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, señaló este viernes que es probable que para el invierno se produzcan 8.000 muertes por la nueva gripe, una cifra similar a la que provoca la gripe estacional cada año en España.

Preguntada por este asunto durante una entrevista en Radio Nacional, Jiménez aseguró que teniendo en cuenta que la gripe estacional es la causa directa o indirecta de unas 8.000 muertes al año 'es previsible' que el virus H1N1 'también provoque un número alto aunque no se puede saber cuántos'. 'Trabajamos con modelos teóricos de predicción con un margen de error amplio, por lo que no se puede facilitar aún datos exactos', matizó.

Por ello señaló que si bien se trabaja con predicciones similares a las de la gripe estacional existen diferencias entre ésta y el virus H1N1. 'La gripe estacional incide sobre todo en las personas mayores o en las que tienen algún tipo de patología de base, mientras que con la nueva gripe todavía investigamos cuáles pueden ser los grupos de riesgo', explicó.

Para afrontar el invierno, Jiménez explicó que el Gobierno ya ha comprado 36 millones de vacunas y seis millones de antivirales. 'Si es necesario, se ampliará el número', puntualizó. De igual manera, la titular de Sanidad señaló que el ministerio está preparando campañas de cómo reaccionar a un posible contagio 'masivo'. 'Al ser un virus nuevo no sabemos qué ocurrirá en el futuro', añadió.

En este sentido, la ministra de Sanidad apuntó la 'excepcionalidad' de la tercera fallecida por nueva gripe en España ya son cuatro los muertos por el virus H1N1, ocurrida el jueves en Palma de Mallorca.

'El virus evolucionó muy rápido [en este caso], con mucha agresividad y no sabemos el motivo, por lo que nos preocupa mucho', indicó. Por esto motivo, el caso ha sido comunicado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que sea estudiado.

Hasta ahora los muertos por nueva gripe en España habían presentado patologías previas al contagio, por lo que su estado empeoró tras la infección. Pero en el caso de la fallecida en Mallorca, una mujer nigeriana de 33 años, hasta este viernes no se sabía a ciencia cierta si tenía alguna enfermedad previa.

'De esta paciente no sabemos mucho todavía, pero todo apunta a que era una mujer sana', afirmó la titular de Sanidad. Según explicó, la mujer, residente en Madrid, pasaba unos días en la isla cuando el sábado acudió a un centro de salud con fiebre alta y malestar y en seguida se le diagnóstico neumonía. 'No se sabe aún por qué no respondió a ningún tratamiento, hasta ahora no hemos visto una evolución tan rápida' en España, añadió.

Precisamente 'la velocidad sin precedentes' con la que se propaga el virus es la razón por la que la OMS dejará de contabilizar todos los casos, según informó ayer el organismo. En seis semanas la enfermedad se ha extendido tanto como la gripe estacional en seis meses durante las últimas pandemias, explicaron desde la institución, según recogió Efe.

Por este motivo, en muchos países con transmisión sostenida del virus resulta 'extremadamente difícil, si no imposible' confirmar cada caso mediante pruebas de laboratorio. Así que a partir de ahora, la OMS sólo informará regularmente cuando nuevos países resulten afectados. Desde el organismo internacional insistieron que la mayoría de los afectados presentan síntomas leves que se cuaron en pocos días.