Público
Público

Santamaría, a los desahuciados: "Mi casa es el terreno de mi vida personal y mi familia"

La vicepresidenta asegura que los únicos sitios en donde rinde cuentas ante los ciudadanos son la mesa de portavoz del Gobierno y las Cortes Generales. El ministro del Interior confirma que habrá sanciones para todos los escraches que se hag

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicepresidenta se ha referido hoy al escrache que se concentró el sábado pasado ante su vivienda en Madrid . Lo hizo en dos tiempos y en respuesta a dos preguntas, aunque en el primer caso fue el ministro del Interior quien respondió por ella, siguiendo su indicación.

Jorge Fernández Díaz se refirió al estricto cumplimiento de la ley por el que las personas concentradas ante el domicilio de Soraya Sáenz de Santamaría -entre ellas, el ex dirigente de AP, Jorge Vestrynge- pasarán a pagar una sanción administrativa que va entre los 200 y los 500 euros, salvo Vestrynge, que debe pagar 1.500 por considerar la Delegación del Gobierno de Madrid que 'lideraba' el escrache .

El ministro del Interior ha asegurado que no ha habido excepcionalidad con el escrache concentrado ante el domicilio de la número dos del Gobierno, sino que se ha aplicado lo previsto en la legislación, esto es, la ley del derecho de reunión y la ley de seguridad ciudadana, que están 'totalmente vigentes', aclaró Fernández, que añadió, asimismo, que se tomarán las mismas medidas en todos los escraches que se hagan a los responsables políticos en su casa y, por extensión, a sus familias y vecinos.

Por su parte, la vicepresidenta intervino en la segunda de las preguntas sobre las protestas anti-desahucios, aunque se limitó a agradecer que se le hiciese la pregunta, precisamente, en uno de los lugares en los que ella rinde cuentas ante los ciudadanos mediante la prensa, la mesa de la portavoz del Gobierno, argumentó.

El otro son las Cortes Generales, pero 'mi casa -aclaró- es otro terreno; el terreno de mi vida personal y de mi familia'. A la familia de Sáenz de Santamaría se refirió el ministro del Interior, precisamente, al lamentar que el hijo de la vicepresidenta, Iván (14 meses), tuviese que vivir esa situación.