Publicado: 11.04.2014 15:41 |Actualizado: 11.04.2014 15:41

Santamaría pide a Mas que concrete sus planes tras la negativa del Congreso a la consulta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha comparecido en rueda de prensa este viernes al término del Consejo de Ministros con un recado que reiteraba como un mantra: Artur Mas tiene que aclarar su posición después que el Congreso de los Diputados rechazara su propuesta de consulta catalana.

El presidente de Catalunya ha anunciado, en una entrevista a Le Figaro difundida hoy, que convocará elecciones autonómicas tras los comicios generales de 2015 y que serán un referéndum.

Este anuncio ha provocado que Sáenz de Santamaría recuerde que las elecciones "son lo que son. Eligen a los representantes en los Parlamentos autonómicos. Le llamo a la reflexión por cuanto el referéndum que perseguía tuvo una contestación. Le pediría al presidente de la Generalitat que trabaje también por la estabilidad".

Hasta cuatro veces ha repetido su petición a Mas de que se defina, al tiempo que ha aprovechado una pregunta para recordar que el presidente de la Generalitat de Catalunya dijo que no rebasaría los límites legales por lo que, nuevamente, ha preguntado a Mas cuál será su verdadero movimiento político.

Había "un día y una hora fijado señalados para hablar" sobre la consulta, ha recordado. Fue en el Congreso, el 8 de abril, "de cuatro de la tarde a cerca de las once de la noche. Fue un debate público, que pudieron ver todos los españoles", ha enfatizado al tiempo que ha recordado que a este debate no acudió Artur Mas.

A Soraya Sáenz de Santamaría le parece "llamativo" que al día siguiente, el presidente catalán solicitara una reunión para debatir lo que se había ya debatido en el Congreso de los Diputados. "Estamos abiertos al diálogo, pero sería bueno clarificar dónde estamos cada cual. Y que el presidente de la Generalitat dijera cuáles son sus objetivos después de que el Congreso le dijera abrumadoramente que no. El Congreso dijo abrumadoramente que no a la consulta. Ese sería un buen momento para centrar el diálogo".

Sáenz de Santamaría no ha avanzado nada respecto a si se abordará una reforma constitucional para acoger la demanda catalana. A pesar de recordar de que en el debate parlamentario se produjeron hasta cinco posiciones diferentes respecto a la consulta: reforma federal simétrica, reforma federal asimétrica, reforma confederal abierta a un proceso de consulta, reforma sobre el derecho a decidir y modificación de la Disposición Adicional Primera de la Constitución.

A lo máximo que ha llegado es a recordar que las anteriores reformas constitucionales se han producido por el consenso de los partidos políticos, como fue la reforma sobre el derecho de sufragio europeo y de estabilidad presupuestaria. Una reforma constitucional viene precedida de un acuerdo político, ha recordado. Y para dicho acuerdo necesita primero conocer cual será la posición de Mas.

"Indudablemente nuestra constitución se puede reformar", pero para llevarla a cabo es necesario implicar a un número importante de actores que se sientan partícipes de esta reforma.

En suma: se requiere "un mínimo consenso" para la garantía del éxito de la reforma. Pero no ha movido ficha ni ha dicho nada respecto a si el Gobierno se pondrá en contacto con el resto de los partidos para abordarlo. Y ha dejado la pelota en el tejado de Mas.