Público
Público

Santander capta 30.000 millones en 80 días con su depósito al 4%

Es un hito sólo superado por la Supercuenta que en 1989 revolucionó la banca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Willy Fogg tardó en dar la vuelta al mundo el mismo tiempo que Emilio Botín ha tardado en romper de nuevo el sistema financiero español. En 80 días, con un golpe de mano similar al que dio en 1989 con la Supercuenta, el Grupo Santander ha captado 30.000 millones de euros con su depósito al 4%, un producto que remunera el dinero muy por encima del nivel de los tipos de interés.

Era su intención (aprovecharse de las debilidades de buena parte de sus competidores, sobre todo algunas cajas) y lo ha conseguido. Ha aumentado en menos de tres meses 2,1 puntos su cuota de mercado. Ha convencido a 191.000 ahorradores (89.300 son nuevos clientes) para contratar el depósito, lo que supone que han invertido de media 157.000 euros. En el conjunto del año, ha incrementado su base de depósitos en 75.000 millones, un 14,6%.

Botín se mostró ayer, durante la celebración de la Junta de Accionistas, muy satisfecho de este logro. De hecho, este resultado le sirvió como justificación para explicar que no tiene intención de comprar ninguna de las redes de cajas que están en venta.

Si podemos crecer de esta forma con nuestra red, para qué necesitamos gastar dinero en adquirir más oficinas, vino a decir Botín, quien, no obstante, tuvo que reconocer que el mercado español y el portugués son en este momento la debilidad del grupo. Conseguirá compensarla, de todas formas, con el crecimiento en Brasil, Estados Unidos y Reino Unido. Su positiva evolución en estas zonas permitirá al grupo repetir el beneficio del año pasado, pese a que decaerán las ganancias en la Península Ibérica, que pasará a representar el 21% del grupo, frente al 26% del año pasado.

Otro de los grandes retos a los que se enfrenta Santander, como el conjunto de las entidades financieras mundiales, es la nueva regulación. Botín insistió en pedir a las autoridades que no impongan más exigencias a las entidades más grandes sino a las más arriesgadas. Además, rechazó rotundamente que se imponga una tasa a los bancos. 'No está justificado' y 'penalizaría a las entidades financieras que como los bancos españoles no han recibido ayudas públicas', dijo. Y, como propuesta, recomendó que se imponga a todas las entidades la obligación de elaborar un plan de cierre para tener establecido cómo se debería hacer su liquidación en caso de que tuviera problemas. Santander, anunció Botín, ha sido el primer banco del mundo en presentar un documento de este tipo ante el supervisor, en este caso el Banco de España.

La decisión de apoyo a las entidades financieras anunciadas el jueves por el Banco Central Europeo (BCE) fue ayer un gran acicate para las acciones del Santander, que se revalorizaron un 7,2%.