Público
Público

Santander cumple sus objetivos con los resultados de 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Santander presentó el jueves unos resultados de 2009 que superaron levemente las previsiones de los expertos, aunque sus acciones bajaban con fuerza en un contexto de dudas internacionales hacia la economía española.

El beneficio del primer banco del país subió un 0,7 por ciento en 2009 a 8.943 millones de euros, frente a unas previsiones del mercado de 8.838,5 millones de euros.

"En general, Santander ha presentado una firme serie de resultados que debería dar tranquilidad al mercado", dijo el banco portugués Espirito Santo en una nota a clientes.

Sin embargo, en otra sesión marcada por los temores de los inversores hacia la economía española que presionaba a la renta variable y la deuda, Santander bajaba un 3,2 por ciento a 9,88 euros, frente a un descenso del 2,5 por ciento del Ibex-35. La caída era inferior a la de su rival BBVA, que se dejaba un 4,2 por ciento.

Expertos consideraron que la diversificación del modelo de negocio de Santander, sobre todo la aportación de su negocio en Brasil, que supone el 20 por ciento de su beneficio, logró compensar la debilidad del negocio en España.

En Latinoamérica, el beneficio atribuido subió un seis por ciento en euros 3.833 millones, de los que 2.167 millones correspondieron a Brasil.

En Reino Unido, que aportó un 16 por ciento de los resultados, el benefició se incrementó en euros un 38 por ciento a 1.726 millones, mientras que en España, su red incrementó los beneficios un 5 por ciento a 2.012 millones de euros.

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, dijo en una teleconferencia con analistas que la estrategia en este país es el crecimiento orgánico, aunque estarán atentos a cualquier oportunidad de compra. "Tenemos la intención, en principio de crecer por la vía orgánica y seguiremos en esa línea (...) y examinaremos cualquier oportunidad que se nos pueda presentar".

PROVISIONES TOTALES DE 9.500 MILLONES

Los resultados también estuvieron marcados por unas abultadas dotaciones para insolvencias de 9.484 millones de euros, un 44 por ciento más que el año pasado, con cargo a resultados, pero que estuvieron dentro de lo esperado.

El banco ya dijo en julio que la entidad podría acabar 2009 con unas provisiones totales de 10.000 millones de euros.

En el mercado había sufrido cierto nerviosismo en los últimos días después de que BBVA anunciara en sus cifras de 2009 unos saneamientos por 6.572 millones y desató los temores a que otras entidades pudieran anunciar provisiones más altas a las esperadas.

"Los resultados a nivel global han sido muy buenos y parece además que no han sido tan exigentes en dotaciones extraordinarias como el BBVA y las provisiones han sido más o menos las esperadas", dijo Jesús De Blas, analista de Mercagentes.

"La duda de si no han sido demasiado optimistas queda para el futuro", agregó.

En el actual escenario de caída de deterioro de la calidad de los activos, Santander destinó unas plusvalías de 2.587 millones de euros a fortalecer el balance.

SANEAMIENTO ACTIVOS INMOBILIARIOS

Como una medida para protegerse frente al deterioro económico, la entidad incrementó las provisiones genéricas de insolvencias en 2009 en 1.500 millones de euros para situarlas en 6.727 millones de euros y estimó que esto sería suficiente para cubrir las necesidades de provisiones para 2010 y 2011.

Las provisiones para los inmuebles adquiridos aumentaron en 814 millones y el saneamiento de su participación del 23,6 por ciento en Metrovacesa ascendió a 269 millones de euros.

La entidad logró cerrar 2009 con una morosidad del 3,24 por ciento, frente al 3,03 por ciento de septiembre, y mostró un cierto un control en la gestión de la mora, después de que las entradas de mora fueron bajando trimestre a trimestre, desde los 5.290 millones en el primero, a 3.897 millones en el cuarto.

El banco manifestó posteriormente que podría cerrar 2010 con una mora en España inferior al cuatro por ciento, frente al 3,41 por ciento con el que cerró 2009. Su consejero delegado, Alfredo Sáenz, dijo en una teleconferencia con analistas que esperaban que la morosidad alcanzase su punto máximo a mediados de este año y que las provisiones podrían empezar a bajar en 2011.

"Creemos que será a mediados de este año cuando la mora alcanzará su pico. A partir de ahí probablemente se estabilizará y puede que empiece a bajar ligeramente. De la misma forma, las provisiones, que siempre tienen un atraso temporal, alcanzarán su pico en 2010 y 2011, por lo menos en la segunda parte del año, podrían empezar a bajar", señaló.

El crecimiento del 18 por ciento de los ingresos casi duplicó al de los costes, que subieron un 10 por ciento. Si se elimina el impacto de las compras y el tipo de cambio de divisas, los ingresos aumentaron un 11 por ciento y los costes no alcanzan el 1 por ciento.

En 2009, Santander destinó a retribuir a sus accionistas por un importe de 4.919 millones de euros, un 2 por ciento más que en 2008, para lo que el consejo aprobó un cuarto dividendo de 0,22 euros por acción a pagar el próximo 1 de mayo, hasta ascender a 0,6 euros por acción con cargo a 2009.

El consejero delegado recordó ante los analistas que se mantiene sin variaciones en 2010 la política de dividendo, que consiste en repartir el 50 por ciento del beneficio neto ordinario.