Público
Público

El Santander formaliza la entrega al Gobierno de Chávez de su filial venezolana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Grupo Santander de España formalizó hoy la entrega de su filial venezolana al Gobierno del presidente Hugo Chávez, que hizo un primer pago de 630 millones de dólares del total de 1.050 millones de dólares acordado por la compra del Banco de Venezuela.

"Ha sido muy buena negociación para ambas partes (...); no es cualquier cosa la adquisición de un banco de las dimensiones y calidad de gestión que ha caracterizado al Banco de Venezuela", dijo el ministro de Finanzas, Alí Rodríguez, en el acto de transferencia que contó con la presencia del presidente del Grupo Santander, Emilio Botín.

El ministro venezolano destacó que "en este mismo acto de hoy se ha hecho un pago por 630 millones" y se han suscrito dos pagarés por 210 millones cada uno "que se pagarán cumplidamente" los próximos 3 de octubre y 30 de diciembre.

Rodríguez remarcó que el proceso de negociación para la compraventa que arrojó "un acuerdo amigable" constituye "un excelente negocio" para ambas partes.

"Solo son buenos los negocios cuando lo son para ambas partes", subrayó y garantizó a los más de 6.000 empleados del Banco de Venezuela ahora ex Santander gozarán del cumplimiento por el Estado de los acuerdos alcanzados con la administración española.

"No hay ningún cambio en la política laboral interna del banco" y no solo que "se respetarán todos los acuerdos" ya alcanzados sino, que "los mejoraremos aun más", en una política que buscará mantener y aumentar "la excelencia y la clientela", sostuvo.

El traspaso del Banco de Venezuela a manos del Estado le permitirá al Gobierno de Chávez convertirse en el líder del sistema financiero nacional, con un control de la banca estatal de casi el 17% de los créditos y de más del 21% de los depósitos totales.

Solo el Banco de Venezuela Santander controla el 10% de los depósitos totales de una clientela de 3,2 millones de personas, atendidas en una red de 269 agencias, según sus cifras.

Como parte del acuerdo de compraventa, y en el marco de un control estatal de cambio, el Gobierno venezolano aprobó la entrega de divisas al Grupo Santander para que pueda "repatriar dividendos" por 182,4 millones de dólares el 27 de mayo pasado, y otros 122,3 millones de dólares en el transcurso de julio.

Además, se estableció que el Estado venezolano podrá disponer durante dos años de la plataforma informática que posee la institución financiera en la actualidad, con opción a que se prorrogue un año más.