Público
Público

El Santander se queja de haber aportado 3.300 millones para las cajas

Alfredo Sáenz, consejero delegado de la entidad, respalda coordinar la banca nacionalizada centrando el proyecto en Bankia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, ha calculado que la entidad ha aportado 3.300 millones de euros a la crisis en el sector financiero, focalizada en las cajas de ahorros, de los que 2.500 millones se corresponden con costes directos, desde que en 2009 se contituyera el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En la presentación de resultados, Sáenz ha estimado una factura global de 23.000 millones, de los que 10.000 los han aportado las entidades financieras, sobre todo vía Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), desglosados en 8.000 millones de costes y 2.000 millones en aportaciones, como a la Sareb.

'Todo el mundo se queja de los bancos, parece que todo (reestructuración del sector financiero) se está haciendo con dinero público, pero no es así', ha explicado, para desupués sentenciar: 'El coste para la banca de la crisis de cajas esta siendo muy elevado'.

Saénz se ha referido a la constitución del FROB, a las inyecciones en la CCM, la CAM y Unnim, así como a los Esquemas de Protección de Activos (EPA) para estas entidades. En este último punto, ha vaticinado un coste de unos 6.000 millones que 'al final tendrán que pagar los bancos'. También ha aludido a las aportaciones a la Sareb y la derrama extra para dar liquidez a los tenedores de preferentes de entidades nacionalizadas no cotizadas.

El 'número dos' del Santander ha reconocido que el ajuste en el mapa bancario puede beneficiar 'a largo plazo' a las entidades saneadas, si bien ha advertido de que, con la excepción de la aportación a la Sareb, todo lo demás se acabará contabilizando como pérdida. 'Recapitalizar CCM, la CAM y Unnim no lo vamos a recuperar nunca', ha sentenciado.

Sáenz ha defendido la 'queja' de la banca sobre el coste de la reestrucuración, porque 'cuesta mucho' e incluso no ha descartado nuevas partidas para contribuir a la crisis del sector. 'Igual no es la última que nos pide el Gobierno, desgraciadamente', ha asumido al ser preguntado si la derrama extra para solventar el problema de las preferentes supone la 'última gota' que pueda rebosar el vaso.

Para el consejero delegado del Santander, la idea planteada por el Gobierno de coordinar la banca nacionalizada (Bankia, Catalunya Banc y Novagalicia Banco) es 'buena' centrando el proyecto en la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri. Sáenz ha considerado que una coordinación de las nacionalizadas liderada por Bankia ayudará a 'despejar' las dudas sobre Catalunya Banc y Novagalicia Banco, que serán subastadas en los próximos años.

Precisamente, sobre la decisión del FROB de suspender la venta de la antigua caja catalana, ha desvelado que Santander apostó 'seriamente' por hacerse con ella, aunque finalmente el precio y las condiciones de la venta no le convencieron. En este sentido, ha asegurado que no se han ofrecido cambios en la subasta y que el proceso permanece suspendido.

Ante la evolución del paro, ha reconocido un cierto 'temor' a un eventual repunte de la morosidad en las hipotecas, pero ha descartado un 'salto sustancial' al alza. Al respecto, ha asegurado que el Banco de España no ha transmitido ninguna intención para elevar provisiones y ha negado morosidad oculta en las entidades solventes. 'Que cada uno mire lo que está haciendo', ha sentenciado.