Público
Público

Santos comienza a preparar su llegada al Gobierno con una marcada visión económica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Manuel Santos dedicó su primera jornada como presidente electo de Colombia a preparar el traspaso de Gobierno con el saliente mandatario, Álvaro Uribe, en una reunión de fuerte contenido económico, antes de anunciar que su ministro de Hacienda será su antiguo colaborador Juan Carlos Echeverry.

Así se evidenció la prioridad de Santos de los asuntos económicos sobre las políticas de seguridad que impulsó Uribe en sus ocho años de Gobierno.

La sorpresa del día fue el anuncio del nombramiento de Echeverry, con quien se comprometió a crear 2,5 millones de empleos y formalizar otros 500.000, además de declarar que no considera viable la venta de importantes empresas estatales como Ecopetrol e Isagen.

En una multitudinaria rueda de prensa celebrada tras su reunión con Uribe, el ganador de las elecciones del domingo también definió su política sobre el papel del Estado en asuntos económicos: "no me gusta vender activos para tapar huecos fiscales" dado que no es sano para una economía vender empresas que son productivas.

Como ejemplo de la importancia que otorgará a la economía agregó que las cinco "locomotoras" que impulsarán el crecimiento durante su Gobierno, que comenzará el próximo 7 de agosto, serán la agricultura, la vivienda de interés social, la infraestructura, la minería y petróleo, y la innovación.

"Como lo hemos dicho en la campaña para generar empleo hay que poner en marcha una serie de políticas" que permitan generar puestos de trabajo, "entre ellas un crecimiento alto de la economía", matizó.

Durante todo el día, Santos recibió mensajes de presidentes de varios países, pero en la rueda de prensa solo destacó la llamada que le hizo el ecuatoriano Rafael Correa y el comunicado que difundió el Gobierno de Venezuela en el que lo felicita por su victoria.

"Hablé con el presidente Correa, él me llamo, de forma muy amable dialogamos sobre la forma de buscar una ruta para mejorar aún más las relaciones y acelerar ese proceso", detalló Santos.

Y al referirse a Venezuela se congratuló por el comunicado de felicitación que emitió el Gobierno de ese país, del que dijo: "agradezco y valoro sobremanera, es un primer gesto muy positivo hacia ese objetivo de restablecer las relaciones por el bien de nuestros pueblos".

Aprovechó su presencia ante la prensa nacional y extranjera para expresar sus "mejores intenciones y toda la disponibilidad para que el gobierno de Venezuela se sienta tranquilo y confiado".

Asimismo celebró el "silencio" del presidente Hugo Chávez durante la campaña a la segunda vuelta presidencial en Colombia frente a las intromisiones públicas que hizo en la primera etapa de los comicios: "por supuesto lo interpretamos positivamente", matizó.

Sobre Estados Unidos dijo que su Gobierno mantendrá la colaboración en la lucha contra el narcotráfico porque "para Colombia no es un simple problema de salud pública sino de seguridad nacional".

Además consideró que se equivocan los analistas que han señalado que en su discurso del domingo, en el que anunció algunas de las líneas de su Gobierno, hay un distanciamiento con Uribe.

Y como prueba de ello hizo referencia a la reunión que mantuvo con el presidente Uribe para coordinar el cronograma de la entrega de Gobierno.

"Yo voy a hacer mi gobierno, él hizo el suyo", dijo Santos, al advertir, no obstante, que Uribe es una de las personas que mejor puede interpretar la realidad colombiana y por eso lo consultará en muchas de las políticas que encarará durante su mandato.

Por último, adelantó que hasta el 7 de agosto, cuando tomará posesión como jefe del Estado colombiano, tiene planeado descansar unos días pero también hacer una gira al exterior, a destinos que todavía está analizando con su equipo de asesores.

"Voy a ver cómo combino unos días de descanso con las visitas a los diferentes países (...), a finales de esta semana tendremos un panorama más claro", concluyó.