Público
Público

Sanz destituye a los consejeros de CDN y nombra a Catalán y Salanueva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente Miguel Sanz ha anunciado esta mañana el nombramiento de Alberto Catalán y Amelia Salanueva como titulares de Educación y de Ordenación del Territorio y Vivienda, respectivamente, después de destituir a los consejeros de CDN Carlos Pérez Nievas y Carlos Esparza.

Dos consejeros a los que ha querido "agradecer el trabajo que han desempeñado desde la lealtad y la eficacia", pero cuya continuidad no era posible tras la ruptura del pacto de Gobierno de coalición entre UPN y CDN ya que "uno no puede asumir una postura en el Gobierno en contra de lo que luego vota su partido en el Parlamento".

La salida de ambos del Ejecutivo foral ha servido además a Sanz para reducir el número de consejeros, ya que Catalán y Salanueva, que tomarán posesión mañana, compatibilizarán las nuevas responsabilidades con las que ya tenían al frente de los departamentos de Relaciones Instituciones y de Administración Local.

De ambos ha dicho que a su juicio "reúnen las condiciones que son requeridas por mi parte en los momentos y en el tiempo actual", si bien ha adelantado que éstos no formarán nuevos equipos de cargos de confianza si los actuales desean continuar en sus puestos ya que "nosotros vamos a mantener la confianza en ellos".

La razón, ha precisado en conferencia de prensa, es que el relevo en las consejerías "viene derivada de la salida de un partido del Gobierno, no de que no se esté de acuerdo con el trabajo de estos consejeros".

Y de hecho ha añadido que en ambos departamentos, más allá de la "personalidad y manera de hacer" de los nuevos titulares, "las líneas estratégicas van a seguir siendo las mismas".

"No es necesario cambiar el rumbo", ha afirmado Sanz, y ha subrayado también que Euskarabidea fue "una apuesta del Gobierno" no de un consejero, aunque Pérez Nievas "llevó a cabo una labor extraordinaria, supo darle el valor que debe tener y cumplir con el objetivo que el Gobierno había diseñado".

El presidente se ha referido también a las reacciones que su decisión de romper el pacto de Gobierno ha suscitado en otros partidos.

Con la excepción de CDN, a cuyas opiniones no ha querido responder "porque no añade nada positivo" ya que "son declaraciones que se hacen, llamémosle, desde la resaca", del resto ha destacado que ha habido "auténticos exabruptos de todo tipo".

Ha rechazado por ello que su decisión puede ser interpretada como un comportamiento "dictatorial" o que la ruptura del Gobierno de coalición deba conllevar un adelanto electoral tal y como ayer sugirió el PP, al que ha indicado que "si esto es todo lo que tienen que hacer, mejor que se queden en casa".

Miguel Sanz ha respondido también a NaBai después de que esta coalición considerara que ha politizado el euskera al romper el pacto de Gobierno por las distintas posturas de los socios en torno a la reforma de la ley del vascuence.

Al respecto ha subrayado que los nacionalistas "nunca" han tenido en el Gobierno responsabilidades en esta materia y sin embargo su partido, que es el que más años ha gobernado, es el que ha marcado "el desarrollo" de esta lengua, por lo que ha afirmado que la politizan "los nacionalistas y los violentos" que "la ponen en todas sus pancartas y la utilizan como arma arrojadiza para defender sus intereses políticos".