Público
Público

Sanz Roldán, de las puertas de la OTAN al CNI

El sustituto del dimitido Alberto Saiz sufrió un revés al no lograr la Presidencia del Comité Militar de la Alianza Atlántica.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Felix Sanz Roldán, Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) entre 2004 y 2008, general del Cuerpo General de las Armas del Ejército de Tierra, sustituirá al dimitido Alberto Saiz al frente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). 

Ingresó en la Academia General Militar en julio de 1962 y fue promovido a teniente de artillería cuatro años más tarde. Entre otros destinos, prestó servicios en el Batallón de Instrucción de Reclutas en Aaiun (Sahara), en el Regimiento de Artillería Lanzacohetes en Astorga (León) y en el grupo de Misiles Superficie-Aire (Hawk) en San Roque (Cádiz).

Tras su ascenso a capitán, fue destinado al Regimiento de Artillería de Campaña nº 11 en Vicálvaro, al Estado Mayor de la Brigada Acorazada XII en El Goloso y al Estado Mayor Combinado Hispano-Norteamericano, todos ellos en Madrid.

Promovido a comandante, Félix Sanz desempeñó el cargo de agregado militar de la embajada de España en Washington. Previo ascenso a teniente coronel, ocupó un mando en Artillería de Campaña de la Brigada Acorazada en El Goloso. A su cese, representó a España ante el mando de la OTAN en Europa, SACEUR, en Mons (Bélgica).

Como coronel, fue jefe de Tratados Internacionales en la División de Planes y Organización del Estado Mayor del Ejército y de Relaciones con la OTAN /UEO en la Dirección General de Política de Defensa (DIGENPOL).

En marzo de 1998, ascendió a general de brigada y fue designado subdirector general de Planes y Relaciones Internacionales en la DIGENPOL del Ministerio de Defensa. Siguió en ese cargo tras ascender a general de división en junio de 2001.

En mayo de 2004 ascendió a teniente general y fue nombrado director general de Política de Defensa.

El 25 de junio siguiente fue promovido a general del Ejército y nombrado por el Consejo de Ministros Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), en sustitución del almirante Antonio Moreno Barberá. Sanz accedió al cargo con el socialista José Bono al frente de Defensa, una vez completado el repliegue de las tropas de Irak y con la misión de avanzar en la modernización de las Fuerzas Armadas.

Durante su etapa como JEMAD, fue aprobada la Directiva Nacional de Defensa, en noviembre de 2004, un año después, la Ley de Defensa Nacional, y en abril de 2006, la ley de Tropa y Marinería, entre otras importantes normas.

Su peor momento fue la muerte de diecisiete militares en un accidente de helicóptero ocurrido en Afganistán el 16 de agosto de 2006, unida a la de los seis cascos azules que perdieron la vida el 24 de junio de 2007 en Líbano, por una explosión al paso de su vehículo blindado.

El general Sanz sufrió otro revés al quedarse a las puertas de ocupar la Presidencia del Comité Militar de la OTAN, cargo que finalmente recayó en el aspirante italiano.

El 18 de julio de 2008 fue relevado como JEMAD por el general del Aire José Julio Rodríguez.

Días antes, la ministra de Defensa, Carme Chacón, le agradeció los servicios prestados y aseguró que seguiría contando con su 'colaboración leal' en un puesto de relevancia.

Sanz Roldán está en posesión de las Grandes Cruces de San Hermenegildo y del Mérito Naval con distintivo blanco; la Cruz, Placa y Encomienda de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; tres cruces de la Orden del Mérito Militar con distintivo blanco de primera clase; una Cruz del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco.

Además, ha obtenido condecoraciones internacionales como la Gran Cruz de la Orden de Gedyminas (Lituania); la medalla del Mérito al Servicio del Ejército de EEUU; el Gran Cordón del Wissan Al Askari de Marruecos; Comendador de la Legión de Honor de Francia; Orden del Ejército de Nicaragua; Medalla 'Por el fiel servicio a la bandera, Primer Grado' de la República de Bulgaria.

Félix Sanz Roldán es caballero de la Real Orden del Monasterio de Yuste. Asimismo, es Consejero Nato del Consejo de Estado.