Público
Público

Sarkozy anuncia que Francia volverá a la estructura militar de la OTAN en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente galo, Nicolás Sarkozy, anunció hoy ante el Consejo Atlántico que Francia volverá el próximo año a integrarse en las estructuras militares de la OTAN, tras ostentar la presidencia de turno de la Unión Europea en el segundo semestre de 2008.

Además, confirmó oficialmente que Francia enviará un nuevo batallón al este de Afganistán, con unos 800 soldados, y que el país asumirá la comandancia de la región centro durante un año a partir de este verano, lo que podría significar la aportación de otros 200 efectivos.

Tras la presidencia francesa "llegará el momento de tomar las decisiones necesarias para que Francia tome todo el lugar que le corresponde en las estructuras de la OTAN", dijo Sarkozy en un discurso a puerta cerrada al que tuvo acceso Efe.

Francia es el único de los veintiséis países miembros de la Alianza que no pertenece a la Estructura Militar Integrada, desde que el general Charles De Gaulle la abandonó en 1966, en protesta por el excesivo protagonismo de Estados Unidos.

Hasta que llegue este momento, subrayó su determinación de "trabajar de la mano de todos los socios europeos para dar un nuevo impulso a la Europa de la defensa".

"Es mi ambición. Es mi prioridad. La presidencia francesa de la UE nos da la ocasión ideal", dijo Sarkozy antes de agradecer al presidente de EEUU, George Bush, "el apoyo vigoroso que acaba de dar a esta iniciativa".

Sobre los acuerdos de esta Cumbre de Bucarest, el presidente galo dio una "alegre bienvenida" a Croacia y Albania a la Alianza, y expresó su deseo de que Macedonia se les una "pronto", pero dentro "del respeto de las preocupaciones de nuestros aliados griegos, con los que somos solidarios", remarcó.

Tras esta referencia al veto griego a la entrada de Macedonia con el mismo nombre que una de sus provincias, Sarkozy reconoció "la legitimidad de las aspiraciones" de Ucrania y Georgia para dar nuevos pasos hacia la OTAN, aunque su país es uno de los que se han opuesto a que suscriban el Plan de Acción para la Adhesión.

"Estamos dispuestos a trabajar con estos dos países amigos y animarles en su transformación democrática", dijo el francés, que junto a Alemania, España y otros socios considera que las dos repúblicas no están aún suficientemente preparadas.

Asimismo, se mostró favorable a ofrecer un "diálogo intensificado" a Bosnia-Herzegovina y Montenegro, dentro del empeño de la Alianza en profundizar sus relaciones con las ex repúblicas comunistas.

En cuanto a Serbia, que junto a los dos países recién mencionados forma el grupo del llamado "Diálogo para la paz" con la OTAN, Sarkozy abogó por "tenderles la mano y proponerles mirar juntos hacia el futuro, es decir, hacia Europa".

Las relaciones de Serbia con los países occidentales se han enrarecido desde la proclamación de la independencia de su provincia de Kosovo, un "país independiente" cuya seguridad deben garantizar tanto la OTAN como la UE, en palabras de Sarkozy.

Sobre el Consejo OTAN-Rusia previsto para mañana, el francés destacó que "pese a la preocupante degradación del diálogo", el presidente ruso, Vladimir Putin, asistirá al Consejo OTAN-Rusia "por primera vez desde su creación en 2002".

En este contexto, se mostró partidario de "aprovechar la ocasión para discutir con franqueza, entre vecinos destinados a vivir juntos, de nuestros problemas y preocupaciones".

Sobre los desafíos futuros, Sarkozy opinó que "la garantía última de la seguridad europea reposa en la disuasión nuclear", y aseguró que Francia participará "con pragmatismo" en el debate sobre los medios útiles para ello.

Reconoció en este sentido que la iniciativa de EEUU de colocar un escudo antimisiles en Europa "contribuye a la seguridad de los aliados".

Además, Sarkozy propuso en su nombre y el de la canciller alemana, Angela Merkel, celebrar la cumbre del sesenta aniversario de la OTAN en las ciudades de Estrasburgo y Khel, situadas a ambos lados de la frontera franco-alemana.