Público
Público

Sarkozy se compromete a ayudar a la prensa con 600 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se comprometió el viernes a duplicar el gasto público en publicidad para periódicos como una de las medidas de un plan de 600 millones de euros para ayudar a un sector que está perdiendo lectores e ingresos por publicidad.

Al igual que ocurre en muchos otros países, la prensa francesa ha tenido problemas financieros en los últimos años a medida que los lectores les abandonan en favor de Internet y los diarios gratuitos. También han tenido dificultades con un sistema anticuado de distribución.

Las medidas, que se extenderán en un plazo de tres años y se basan en las recomendaciones de una comisión especial, incluyen una moratoria sobre el previsto incremento de las tarifas postales para la distribución de prensa. El estado compensará a Correos con los 24 millones de euros que ha evaluado costaría la medida.

Además, la parte de la prensa en los gastos de comunicación del Estado pasará del 20 al 40 por ciento.

"Es una responsabilidad primaria del estado responder a una emergencia y hay una emergencia causada por el impacto del hundimiento del ingreso por publicidad en la posición financiera de la prensa", manifestó en un discurso.

A pesar de unas relaciones difíciles con la profesión, el presidente dijo que una prensa "libre, pluralista e independiente es uno de los bienes más preciosos y más útiles para la democracia".

Sarkozy dijo a los diarios que tienen que intentar salvarse a sí mismos, cambiando los contenidos, con innovación editorial y atrayendo a lectores más jóvenes. "No se puede decir que hay crisis y no pensar en lo que estás ofreciendo", señaló

DIFICULTADES

La prensa, desde el izquierdista Libération al conservador Le Figaro y el renombrado Le Monde, se ha visto forzada a hacer recortes ante la presión de la crisis económica.

Sarkozy prometió aumentar la ayuda estatal al sistema de distribución que envía la prensa a los 30.000 quioscos del país, y dijo que las medidas ayudarían a crear miles de empleos para los parados de larga duración y los estudiantes. Además prometió una suscripción gratuita para los jóvenes de 18 años, pagada por el Gobierno y los editores.

A pesar de la larga tradición, hoy en día el índice de lectura de periódicos es mucho menor que en el resto de Europa, y Francia se sitúa vigésima en una clasificación europea, con una media de 155 copias vendidas por 1.000 habitantes, según la comisión.

Entre las medidas también hay varias para el floreciente sector mediático en Internet.

Sarkozy, que es amigo de varios de los principales empresarios del sector, ha sido acusado de intentar manipular la prensa.

El presidente ya modificó el sector audiovisual, según el cual la televisión pública perdió el derecho a llevar publicidad a cambio de un compromiso gubernamental de compensar la caída en los ingresos.