Público
Público

Sarkozy, feliz por el nacimiento de su hija, reitera que es un asunto privado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, habló hoy de la "felicidad que están viviendo" tras el nacimiento ayer de su hija, y dejó claro que se trata de una cuestión "privada".

Sarkozy dijo que su mujer, Carla Bruni, y la niña están "muy bien" y que "todos los padres pueden entender nuestra muy profunda alegría", durante un encuentro informal con trabajadores de una empresa de selección de residuos del departamento de Mayenne (noroeste de Francia), donde realizó una visita oficial.

Tras agradecer varios regalos que le hicieron los trabajadores, puntualizó que se trata de una alegría que "es privada", para marcar la voluntad de discreción de la pareja presidencial.

Respecto al nombre del bebé, Sarkozy se limitó a indicar que hay que "dejar a la madre" que sea la que lo comunique.

La llegada al mundo de la hija de Sarkozy se ha producido con una discreción reclamada en particular por la madre, quien ha avisado de que no piensa mostrar ninguna imagen.

Según "Le Parisien", ha consultado con un abogado especialista en el derecho a la imagen para advertir de que tiene intención de acudir a los tribunales si no se respeta su voluntad de no exponer al bebé al examen público.

Otra muestra de su determinación para separar la vida privada de la pública es que no se ha preparado una habitación para la niña en el palacio del Elíseo, sino en el palacete que Bruni tiene en el exclusivo distrito XVI de París.

Antes de iniciar sus actividades oficiales esta mañana Sarkozy acudió una vez más a la clínica de La Muette de París donde está su mujer y su hija.

También ayer estuvo en el centro hospitalario, primero para acompañar a Carla Bruni cuando ingresó, luego un momento por la tarde antes de viajar a Fráncfort para tratar de la crisis europea y por último por la noche a su vuelta de Alemania.

Un consejero del presidente ha adelantado, con una cierta ironía, que Sarkozy no se va a tomar el permiso paterno por el nacimiento de su hija.

Sobre todo teniendo en cuenta la situación de crisis, con una cumbre europea el domingo en Bruselas donde se esperan soluciones para la cuestión de las deudas soberanas y la capitalización de los bancos, y una cumbre del G20 el 2 y el 3 de noviembre en Cannes bajo presidencia francesa.

Esta noche está prevista la emisión por la televisión francesa de una entrevista grabada el pasado lunes por Carla Bruni para un programa sobre las posibilidades de Sarkozy de volver a ser elegido en las elecciones presidenciales de la primavera de 2012.

Una entrevista en la que respondía, en particular, que está dispuesta a acompañarlo durante la campaña si él se lo pide.