Público
Público

Sarkozy no anunciará en Bucarest el número de tropas adicionales a Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, no revelará en principio el número exacto de tropas adicionales que propone enviar a Afganistán, durante la cumbre de la OTAN que comienza mañana en Bucarest, indicaron hoy fuentes del Elíseo.

Durante un debate en el Parlamento, en el que defendió el refuerzo del contingente francés en Afganistán condicionado a que la OTAN acepte las condiciones de París, el primer ministro, François Fillon, dijo que se trata de "algunos centenares", mientras que la prensa ha hablado en las últimas semanas de un millar.

Lo que importa es la "decisión de principio", indicaron las fuentes, que agregaron que las cifras exactas y el lugar donde serán desplegadas las tropas adicionales serán fruto de conversaciones técnicas entre los militares.

Responsables militares franceses han expresado su preferencia para que los refuerzos estén desplegados en el este de Afganistán, escenario de operaciones estadounidenses contra los insurgentes en el marco de la operación de EEUU llamada "Libertad Duradera".

El este es una zona quizás menos peligrosa que el sur, donde están desplegadas, entre otras, las tropas canadienses, que reclaman refuerzos, y también está más próxima a Kabul, donde está desplegado el grueso del contingente francés de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF).

Según las fuentes, los refuerzos franceses incluirían miembros de las fuerzas especiales.

Las condiciones francesas para enviar más tropas son la confirmación por los aliados de que mantendrán "en el tiempo su esfuerzo" en Afganistán; y la adopción de "una estrategia política compartida", cuyo objetivo sería un Afganistán estabilizado y libre del terrorismo y del narcotráfico.

Francia pide también una mejor coordinación de los esfuerzos civiles y militares en el terreno, y el aumento de la formación de las fuerzas de seguridad afganas para permitir una "verdadera afganización de la seguridad" del país, según explicó el primer ministro en el Parlamento.