Público
Público

Sarkozy pide a su ministra que calme a la selección francesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios políticos franceses, entre ellos el presidente Nicolas Sarkozy, y una serie de grandes figuras del fútbol lideraron el domingo un coro de consternación mientras la campaña de Francia en el Mundial de Sudáfrica amenazaba con hundirse tras un inédito boicot a un entrenamiento.

Sarkozy pidió a su ministra de Deportes que prolongara su estancia en Sudáfrica para hablar con el capitán, el entrenador y el jefe de la Federación Francesa de Fútbol (FFF) para calmar la situación antes de su último partido del Grupo A, que se disputa el martes contra la selección anfitriona.

El equipo francés abandonó una sesión de entrenamiento abierta al público por la expulsión del delantero Nicolas Anelka el día anterior por insultar al entrenador Raymond Domenech durante su inesperada derrota 2-0 ante México el jueves.

Su negativa a entrenar provocó una acalorada discusión entre el capitán, Patrice Evra, y el preparador físico del equipo y la renuncia de un alto cargo, el jefe del equipo y director ejecutivo de la FFF, Jean-Louis Valentin.

De todos modos, es poco probable que Francia se clasifique para la segunda ronda del torneo tras su derrota ante México.

TOMANDO NOTA

La ministra de Deportes francesa, Roselyne Bachelot, dijo que el presidente Sarkozy le había pedido que se reuniera el lunes con Evra, Domenech y el jefe de la FFF, Jean-Pierre Escalettes.

"Tanto él (Sarkozy) como yo, estamos tomando nota de la indignación del pueblo francés y (...) haciendo un llamamiento a la dignidad y responsabilidad", dijo al canal de televisión TFI.

Preguntada sobre si habría sanciones por el episodio, respondió: "Aún no es el momento adecuado para tomar acciones disciplinarias pero ese momento llegará muy pronto".

La ministra de Economía, Christine Lagarde, quien solía pertenecer al equipo nacional de natación sincronizada, criticó el boicot que según los jugadores fue en solidaridad con Anelka.

"Estoy consternada. Lo estoy porque he vestido los colores nacionales como ustedes saben, y cuando vistes los colores nacionales franceses tienes más responsabilidades", dijo a la cadena LCI.

"La primera (responsabilidad) es ser lo mejor posible en el deporte, pero también ser ejemplar porque estás siendo observado. Son niños pequeños, jóvenes adolescentes quienes practican el deporte y te ven como un ejemplo", añadió.

Antiguas figuras del fútbol francés también criticaron el comportamiento del equipo.

"Es intolerable. No es para nada profesional", señaló Emmanuel Petit, un ex internacional francés quien anotó en la final del Mundial de Francia 1998 con Brasil, al canal France 2.

"Es triste, es vergonzoso, es patético", expresó Alain Giresse, otro ex internacional francés a la misma estación.