Público
Público

Sarkozy resalta que salir del euro sería "una locura" que acabaría con al UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

París, 31 dic (EFECOM).- El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, aseguró hoy en su tradicional discurso de Año Nuevo que salir del euro aislaría a Francia y terminaría con la Unión Europea (UE), lo que "sería una locura".

"No creáis, mis queridos compatriotas, a aquellos que proponen que salgamos del euro. El aislamiento de Francia sería una locura. El fin del euro sería el fin de Europa", dijo el presidente francés en un discurso de diez minutos en diferido en el que definió el 2010 como un año "rudo" para los ciudadanos que perdieron su empleo.

Con el Palacio del Elíseo de fondo y la bandera francesa a su izquierda, Sarkozy aseveró que se opondrá con todas sus fuerzas para evitar que intenten poner fin a "sesenta años de construcción europea que han aportado la paz y la fraternidad" al continente porque "Europa es esencial" para la identidad y los valores de Francia.

"Europa ha sabido hacer frente a la tempestad, a veces no del todo y a menudo no suficientemente rápido, pero Europa (...) nos ha protegido", dijo el presidente de Francia.

El jefe del Estado francés destacó que "el año 2011 se anuncia como portador de esperanza" porque "volverá el crecimiento" económico" y aseguró que "las grandes reformas" llevadas a cabo durante el año saliente "comienzan a dar sus frutos" y han permitido que la recesión haya sido en Francia "menos severa y más corta" que en otros países.

Además, celebró que las iniciativas del Gobierno para impulsar la recuperación estén funcionando y que la reforma para elevar dos años la edad de jubilación, que calificó de "capital", se haya llevado a cabo "sin violencia y sin bloqueo, gracias a los servicios mínimos (...) y a la responsabilidad" de los ciudadanos franceses.

De cara al año entrante, el jefe del Estado francés indicó que habrá que continuar con los esfuerzos para reducir el déficit y recordó que "los países que han querido vivir por encima de sus posibilidades, sin pensar en el futuro, han sido severamente penalizados".

Sarkozy, perjudicado por los sondeos de popularidad, no reveló si se presentará a las elecciones presidenciales de 2012, pidió que el año entrante no se convierta en un ejercicio preelectoral y subrayó que seguirá "trabajando por el interés general hasta el último minuto" de su mandato.

Sarkozy, cumpliendo las expectativas, también se refirió a la doble presidencia francesa del G20 y del G8, foros desde los que intentará defender los intereses de Francia y los de un mundo "más regulado y menos brutal", con mención expresa del presidente galo para "los derechos humanos" y "la protección del planeta".

Sarkozy grabó el discurso una hora antes de que se televisara, tras una semana de descanso en Marruecos, donde el presidente de Francia y su esposa, Carla Bruni, fueron recibidos por el rey Mohamed VI. EFECOM