Público
Público

Sarkozy sufre sus peores índices de aprobación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los índices de aprobación del presidente francés, Nicolas Sarkozy, han tocado mínimos, arrastrados a la baja por los escándalos sobre sus ministros, el descontento por la reforma de las pensiones y la desastrosa salida de Francia del Mundial, según mostró el jueves un sondeo.

La encuesta de TNS Sofres para la revista Le Figaro dijo que el índice de aprobación de Sarkozy cayó dos puntos porcentuales, al 26 por ciento, en junio, mientras que el 71 por ciento indicó que no confiaba en él.

Se trata del peor dato para Sarkozy desde que llegó al cargo en 2007 y es uno de los más débiles jamás registrados en la reciente historia de un presidente francés.

La imagen de Sarkozy ha caído en picado desde el pasado octubre, dañada por una economía frágil y un creciente desempleo que ha pesado mucho en la moral del votante.

Sin embargo, su posición se ha debilitado más en los últimos meses por una serie de reveses que han enlodado la política, ofreciéndole pocas oportunidades para arreglarlo rápido.

El desempleo ha continuado creciendo, pese a haber aseverado a principios de año que el mercado laboral iba a mejorar, y su Gobierno se ha embarcado finalmente en un plan de austeridad para intentar atajar el creciente déficit.

Mientras que Francia ha evitado hasta ahora el tipo de incrementos fiscales agresivos y recortes de gastos anunciados por aliados de la UE como Reino Unido, los votantes temen que haya más medidas de austeridad en camino y señalan a la reforma de las pensiones recientemente anunciada como un ejemplo de lo que está por venir.

El Gobierno dijo que elevaría la edad mínima para jubilarse a los 62 años, desde los 60 actuales, en 2018, argumentando que este incremento era vital para garantizar las finanzas del Estado.

PENSIONISTAS Y FÚTBOL

Los sindicatos se oponen al plan y sacaron a centenares de miles de manifestantes a las calles de Francia el 24 de junio para denunciar la reforma.

El sondeo del jueves mostró que el grupo de edad donde la desafección por Sarkozy se ha incrementado más marcadamente fue el de los mayores de 65 años, donde la nota se hundió nueve puntos porcentuales. Los pensionistas han sido tradicionalmente sus principales defensores.

La nota del presidente también se ha visto afectada por controversias que implican a sus ministros, lo que ha generado el descontento público.

El ministro de Trabajo, Eric Woerth, artífice de la impopular reforma de las pensiones, se ha visto implicado en un escándalo sobre las finanzas de la mujer más rica del país, Liliane Bettencourt, mientras que otros han sido acusados de abusos de gastos.

Intentando retomar la iniciativa, Sarkozy dijo a su partido esta semana que modificaría su gabinete en octubre, introduciendo la necesaria sangre fresca antes de su esperada candidatura a la reelección en 2012.

Además de sus problemas económicos y ministeriales, Sarkozy ha sido criticado también por su reacción a la mala actuación de la selección francesa tanto dentro como fuera del campo en el Mundial de Sudáfrica.

Cuando el equipo volvió a casa tras su eliminación del torneo, Sarkozy puso escolta policial para llevar al veterano Thierry Henry a su despacho para hablar, cancelando una reunión con varias ONG para reunirse con el delantero.

El encuentro coincidió con la huelga nacional de las pensiones y los sindicatos acusaron a Sarkozy de usar el desastre del fútbol para intentar distraer a la opinión pública.