Público
Público

Sarkozy tratará hoy la crisis con Merkel y Zapatero

Durão Barroso despertó ayer las alarmas al sugerir elevar el fondo de rescate europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes europeos llevarán a cabo hoy una ronda de contactos para hablar sobre la grave situación que vive la zona del euro. El presidente francés, Nicolás Sarkozy, mantendrá conversaciones telefónicas con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Todo después de que ayer Sarkozy hablara con el presidente del BCE, Jean Claude Trichet.

Lejos de suavizar la presión, el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durão Barroso, despertó ayer las alarmas al sugerir que Europa necesitará ampliar el fondo de rescate para frenar el contagio al resto de la zona del euro. Bruselas reiteró la urgencia de ratificar el acuerdo que permitirá al fondo comprar deuda soberana y dar préstamos a países en apuros, pero dejó entrever que no será suficiente.

En una carta a los líderes de la eurozona, Barroso se lamentó de que las medidas lanzadas hasta ahora no han disipado las dudas de los mercados sobre la capacidad del euro para resistir las embestidas de los especuladores. Y admitió que el acoso de los mercados ya 'no es sólo de la periferia' y 'hay que salvaguardar la estabilidad financiera de la eurozona'.

Por eso reclamó a los 17 una 'rápida reevaluación de todos los elementos' relacionados con el fondo de rescate. Con ello Barroso pretende garantizar que esté equipado con 'las herramientas para encarar el riesgo de contagio'. Este mensaje fue traducido por fuentes próximas al político luso como una llamada a revisar 'la talla' del mecanismo de estabilidad, dotado ya con 750.000 millones de euros. El comisario de Asuntos Económicos, Oli Rehn, ha suspendido sus vacaciones y dará hoy una rueda de prensa.

El deseo de Barroso chocó en apenas unas horas con las críticas de Alemania y Países Bajos. Berlín evidenció su negativa a través de un portavoz del Ministerio de Finanzas: 'No está claro cómo reabrir el debate sólo dos semanas después de la cumbre, contribuiría a calmar los mercados'. Desde el Gobierno holandés dijeron que 'no tiene sentido' retomar la discusión y apostaron por concentrar los esfuerzos en los trabajos técnicos necesarios para concretar el acuerdo alcanzado en la última cumbre.

El 21 de julio, los líderes de la moneda única pactaron flexibilizar el fondo para permitir, por ejemplo, que compre bonos de España o Italia en mercados secundarios. Pero los gobiernos y Bruselas trabajan aún a nivel técnico para concretar sus detalles, lo que puede alargar semanas los trámites. Una vez superada esa fase aun deberá superar el voto de los parlamentos nacionales, incluidos algunos considerados hostiles como el alemán y el holandés.