Público
Público

Sarkozy y Brown se reúnen tras disputa por nombramiento en la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, Gordon Brown, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, intentarán el jueves poner fin a la tensión creada por el nombramiento de un francés para supervisar la remodelación de la banca europea.

Su reunión en el marco de una cumbre europea en Bruselas se producirá tras los comentarios de Sarkozy en los que calificaba la elección del antiguo ministro de Exteriores Michel Barnier como una victoria para Francia y el modelo económico europeo, y una gran pérdida para el libre mercado de Reino Unido.

Preguntado sobre si la reunión era un intento para solventar la disputa, un portavoz de Brown dijo: "No. No está centrada específicamente en ningún asunto en concreto. Hay un montón de cosas que están sucediendo".

Pero los dos líderes tienen mucho que hacer para aliviar los temores de la ciudad de Londres, el centro financiero más grande de Europa, sobre el futuro comisario del mercado interno del bloque, cuyo nombramiento debe confirmarlo en enero el Parlamento Europeo.

Barnier ha dicho que representará a los 28 estados miembros y que no recibirá órdenes de París, igual que de Londres o Berlín.

Sin embargo, las autoridades y banqueros de Londres saludarían mayores garantías de que no va a promover una regulación que podría perjudicar la posición preponderante de la City.

CAMBIO CLIMATICO EN LA AGENDA

En la cumbre de dos días, los líderes de la UE aprobarán la creación de tres organismos de vigilancia europeos para supervisar a los bancos y los servicios financieros, tras el acuerdo alcanzado la semana pasada por los ministros de Finanzas del bloque.

Pero los dos mandatarios también hablarán del cambio climático, con algunos países inmersos en la búsqueda de un pacto sobre una cifra de financiación para ayudar a países en desarrollar a afrontar el calentamiento global en los tres años que pasarán antes de que cualquier acuerdo pactado en las conversaciones de Copenhague entre en vigor.

La UE se ha comprometido a reducir las emisiones nocivas de dióxido de carbono en un 20 por ciento en 2020, en comparación con los niveles de 1990. Sin embargo, algunos líderes desean establecer el objetivo de un 30 por ciento si otros grandes emisores aceptan un acuerdo internacional sobre reducción de emisiones.

El belga Herman Van Rompuy asistirá a la cena de los líderes aunque no asume formalmente hasta el 1 de enero el cargo de presidente del Consejo Europeo, que preside las cumbres de la UE.