Público
Público

Sarkozy y Lula piden un "cambio en la gobernanza mundial" tras la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los presidentes de Francia, Nicolas Sarkozy, y de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pidieron hoy un "cambio en la gobernanza mundial" tras entrevistarse en París para preparar la reunión del G8 que comenzará mañana en Italia.

"Después de la crisis nada podrá ser como antes" por lo que "pedimos un cambio de la gobernanza mundial" y "en el crecimiento mundial para que el cambio climático sea una prioridad", dijo Sarkozy en una rueda de prensa conjunta con Lula, quien fue recibido en el Palacio del Elíseo.

El jefe del Estado francés declaró que ve la crisis económica global como "una oportunidad" para el cambio mundial que, al igual que Lula, considera necesario.

El presidente brasileño, por su parte, aseguró que ambos están "convencidos de que hay que trabajar conjuntamente sobre muchos asuntos que inquietan a la humanidad" y pidió que "el sistema financiero sea definitivamente vigilado, que los paraísos fiscales no existan más y que la economía sea abierta y dinámica".

Lula solicitó además un "seguimiento adecuado de las instituciones" y subrayó que "los que más sufren los efectos de la crisis son los países más pobres".

"Si la ONU tuviese una representación legítima de nuestra geografía, muchas cosas podrían resolverse con más rapidez", añadió Lula, quien afirmó que ambos líderes esperan "una posición de cambio del mundo" tras la reunión que comienza mañana en la localidad italiana de L'Aquila.

A la reunión del G8 (Estados Unidos, Canadá, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Japón y Rusia) asistirán como invitados otra veintena de países y de organismos internacionales, entre ellos el denominado G5, formado por las grandes economías emergentes (China, India, Brasil, Sudáfrica y México).

Por otro lado, Lula y Sarkozy trataron asuntos bilaterales que conciernen a ambos países, entre los que destacaron su ambición de "desarrollar conjuntamente una verdadera aviación militar", gracias a la transferencia de tecnología de Francia a Brasil.

Abordaron también la cooperación científica y la posibilidad de abrir la base espacial de la Guayana francesa a ingenieros brasileños, inversiones conjuntas en África o el compromiso de ambos países de preservar la biodiversidad en la Amazonía.

Ambos líderes destacaron la "armonía" de las relaciones franco-brasileñas e hicieron referencia a la visita a Brasil que efectuará el presidente francés el próximo septiembre, durante la cual esperan cerrar acuerdos en el área de cooperación militar.