Público
Público

Sarkozy: "Puede que Zapatero no sea muy inteligente"

El presidente francés afirma que conoce a "muchos muy inteligentes que no han llegado a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, piensa que su colega José Luis Rodríguez Zapatero 'no es muy inteligente'. O, al menos, eso es lo que declaró ayer en una reunión con 26 diputados y senadores franceses de la comisión encargada del seguimiento de las decisiones del G20.

Según el diario Libération —en el artículo Maestro del mundo, de su página 13—, Sarkozy recobró esa forma suya tan particular de su primera  época, que le hace irse de la lengua, y declaró: 'El Gobierno español acaba de anunciar la supresión de la publicidad en las televisiones  públicas. ¿Y sabéis a quién han citado como ejemplo?', lanzó Sarkozy.

Algo desafiante ante el plantel de parlamentarios especializados en cuestiones financieras, suscitó la curiosidad del entrometido y muy competente ex banquero socialista, Henri Emmanuelli, quién relanzó al presidente: 'Se pueden decir muchas cosas sobre Zapatero', se limitó a declarar el miembro de la Comisión de Finanzas.

No hizo falta nada más. Sarkozy se desmelenó: 'No es, quizás, muy inteligente', dijo, refiriéndose a Zapatero. Antes de añadir, de nuevo volviendo a sí mismo. 'Yo conozco a mucha gente que se suponía era muy inteligente, y no alcanzaron la segunda vuelta de las elecciones presidenciales'.

Traducido desde la lengua sarkozyana al castellano: Políticos franceses como el socialista Lionel Jospin, o el neogaullista Dominique de Villepin, considerados genios del arte político y de selecta inteligencia, están actualmente mordiendo el polvo. 'Es más, en mi carrera política, a menudo he derrotado a gente de la que se decía que eran más inteligentes y habían hecho más estudios que yo'.

Tras un elogio a otro político —Silvio Berlusconi—, el mensaje sarkozyano quedó perfectamente aclarado: No ser inteligente es una virtud en  política. Al menos en la política tal como la entiende Nicolas Sarkozy, que dejó patidifusos a los parlamentarios. 

En referencia a Berlusconi, Sarkozy le atribuyó el mérito de haber obtenido un claro entusiasmo plebiscitario: 'Lo importante de una democracia es ser reelegido. Mirad a Berlusconi. Lo ha logrado tres veces'.

En referencia al líder estadounidense, Barack Obama, Sarkozy afirmó de él que 'es un espíritu sutil, muy inteligente. Pero sólo lleva dos meses elegidos y nunca ha gestionado un ministerio. Hay distintas cuestiones sobre las que todavía no ha expresado una opinión'.

Sarkozy también alude a Angela Merkel, de quien insinúa que es una gregaria francesa: 'En cuanto se ha dado cuenta del estado de los bancos y de la industria del automóvil no ha tenido otra posibilidad que seguir mi posición', concluyó.