Público
Público

Satisfacción por la resistencia de América Latina a la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Líderes políticos y empresarios de Iberoamérica, entre ellos la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, se felicitaron hoy por la resistencia de la región a la crisis financiera mundial y defendieron la innovación tecnológica.

En su discurso en la clausura del V Encuentro Empresarial Iberoamericano que se celebró en Lisboa antes de la inauguración, hoy, de la XIX Cumbre Iberoamericana, la presidenta argentina destacó que Latinoamérica consiguió reducir el impacto de un "terremoto nunca visto desde 1930".

Fernández de Kirchner subrayó la necesidad "de desarrollar el concepto de más Estado" contra "la idea de que el Estado era un estorbo en la económica".

La misma opinión compartieron en este foro el Secretario General de Iberoamérica, Enrique Iglesias; la secretaria general de la CEPAL, Alicia Bárcena; y la directora del PNUD para América Latina y el Caribe, Rebeca Grynspan.

El secretario general de la OCDE, Angel Gurría pidió que no se baje la guardia ante el riesgo de que aumente la pobreza en la región si no se consolida la recuperación.

"La pobreza en América Latina está volviendo a crecer a raíz de la crisis", dijo Gurría al explicar que la OCDE estima que para finales de 2010 habrá aumentado un 7 por ciento, lo que supondría que 39 millones de personas se sumarían a los 190 millones de pobres que ya hay en la región.

Según estimaciones de la OCDE, el PIB latinoamericano habrá caído este año entre un 1,5 y un 2 por ciento, frente al descenso de un 3,5% de media en las economías de la OCDE.

Pese a ese buen comportamiento económico, Gurría instó a Latinoamérica a "esforzarse más" para conseguir un mayor crecimiento económico.

También asistieron al foro empresarial los ex presidentes de México Vicente Fox; Perú, Alejandro Toledo; y Costa Rica, José María Figueres Olsen.

La innovación tecnológica y el conocimiento, que son los temas centrales de esta cumbre iberoamericana, fueron los protagonistas de las ponencias de varios empresarios que participaron en el foro, como el director general para América Latina del Grupo Santander, Francisco Luzón y el presidente del Consejo Consultivo Internacional de Itaú Unibanco, Pedro Malan.

También intervinieron en los debates el directivo de Repsol Miguel Martínez; el presidente de Pan American Energy, Alejandro Bulgheroni, el presidente ejecutivo de Telefónica Latinoamérica, José María Alvarez-Pallete, la presidenta de Microsoft España, María Garaña, y el director ejecutivo de Portugal Telecom, Zeinal Bava.

Las conclusiones del encuentro empresarial destacaron que América Latina "ha acumulado muchas fortalezas" durante el periodo de recesión, entre ellas "el avance en la estructura y composición de la deuda pública", "la mayor solidez de sus sistemas financieros" y "el control de la inflación".

La declaración final recoge también la "necesidad" de invertir e innovar para conseguir un crecimiento sostenido, porque "competir sin productividad sólo es posible sobre la base de bajos salarios que generan mala distribución de la renta".

Entre las áreas de innovación que se destacaron, figuran las energías renovables, la explotación de los nuevos descubrimientos de hidrocarburos en la región y la inversión en sistemas de información, telecomunicaciones e infraestructuras para promover la sociedad del conocimiento.

La presidenta de Microsoft España propuso que las empresas se conviertan en el centro del proceso de innovación, y el presidente ejecutivo de Telefónica Latinoamérica concordó con esta afirmación y apostó por que sean las pequeñas y medianas empresas el motor de la innovación en la región.

Además, se trató en la reunión empresarial el valor de la alfabetización de la población y, a pesar de que se reconoció la labor de los gobiernos en esta materia, se pidió mayor disponibilidad de trabajadores con formación técnica universitaria y profesional.