Público
Público

Saura defiende la actuación "contundente y selectiva" de los Mossos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Interior, Joan Saura, ha defendido hoy que los Mossos d'Esquadra actuaron ayer de forma "contundente y selectiva" y ha alegado que no se desalojó antes la antigua sede de Banesto de Barcelona, donde se refugiaban algunos violentos, porque el juez no lo autorizó.

En rueda de prensa, arropado por la plana mayor de su Departamento, Saura ha plantado cara a las críticas al dispositivo de seguridad de ayer y ha destacado que en la jornada de huelga general hubo una "coordinación constante" entre los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana, en que el Ayuntamiento de Barcelona e Interior estuvieron en permanente contacto.

El conseller ha admitido que el edificio de la antigua sede del Banco Español de Crédito, ocupado desde el pasado sábado por activistas partidarios de una huelga general "crítica", se convirtió desde la mañana de ayer en "centro de operaciones y refugio" de un grupo de violentos responsables de los incidentes ocurridos ayer en Barcelona.

Según ha explicado el conseller, ese grupo de alborotadores entraba y salía del antiguo banco para "fustigar" a los Mossos d'Esquadra, por lo que Interior acordó desalojarlo poco después de las 15.00 horas, tras comunicar al juez de guardia que se estaban refugiando en él algunos responsables de incidentes, como la quema de coches o contenedores o las agresiones a unidades móviles de medios de comunicación.

"Hicimos el desalojo más rápido de la vida, en dos horas", se ha defendido Saura, tras insistir en que se actuó de forma "inmediata" para no coincidir con la manifestación.

De acuerdo con la versión que han mantenido en la rueda de prensa el conseller y su secretario general de Seguridad, Joan Delort, el pasado domingo los Mossos d'Esquadra comunicaron al juzgado la ocupación del emblemático edificio de plaza Cataluña, una vez recibida la denuncia del propietario del inmueble, y tantearon la posibilidad de practicar un "desalojo exprés".

No obstante, sostienen los responsables de Interior, el juez descartó un desalojo inmediato de los okupas y decidió remitir el caso a la vía civil, de manera que los agentes sólo pudieron entrar ayer en el edificio ante los indicios de flagrante delito, para lo que sólo es necesaria una comunicación verbal al juzgado de guardia.

El conseller ha insistido en desvincular los incidentes protagonizados por los antisistema de los actos de apoyo a la huelga general y ha explicado que los Mossos practicaron detenciones de alborotadores de forma "selectiva" para evitar males mayores y garantizar el normal transcurso de las manifestaciones pacíficas.

Saura ha defendido además que su número dos, Joan Boada, acudiera a una manifestación en Girona a favor de la huelga mientras en Barcelona ocurrían incidentes violentos, y ha precisado que el secretario general de Interior no tiene competencias policiales.

En ese sentido, ha insistido en que él mismo estuvo al frente del operativo de seguridad desplegado con motivo de la huelga y ha justificado que la consellera de Trabajo, Mar Serna, fuera la que ofreciera las informaciones sobre los incidentes en que así se decidió en el seno del ejecutivo por tratarse de un tema laboral.

Para el conseller, la coordinación entre la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra fue "estrecha" en la jornada de huelga y en ello coincide también el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, con quien Saura asegura que ha hablado esta mañana para valorar el dispositivo desplegado ayer.

A lo largo de todo el día, el secretario general de Interior y la teniente de alcalde y responsable de Seguridad, Assumpta Escarp, contactaron "unas 17 y 18 veces", según Saura, que ha negado "rotundamente" que ayer él no contestara a las llamadas telefónicas del alcalde.

Asimismo, el conseller ha descartado que Barcelona se haya convertido en una ciudad que atraiga especialmente a los grupos antisistemas, por encima de cualquier otra capital europea, y ha recalcado que la seguridad está garantizada de cara a la visita del Papa del próximo 7 de noviembre.