Público
Público

Saura saca adelante la nueva dirección con Herrera como número dos en clave de relevo generacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder de ICV, Joan Saura, ha sacado adelante la nueva dirección del partido con Joan Herrera de secretario general y número dos, un ascenso que, si bien éste rechaza que sea en clave sucesoria, representa un relevo generacional en el partido al ascender otros dirigentes jóvenes.

La IX asamblea de ICV ha avalado hoy con un 75,8% de apoyo -401 votos a favor- la nueva cúpula ecosocialista, un porcentaje holgado que no obstante revela un cierto voto de castigo, ya que uno de cada cuatro delegados no ha refrendado la propuesta de dirección.

El relevo generacional que encarna Herrera, proveniente como otros nuevos dirigentes de las juventudes del partido, tiene su prolongación en nombramientos importantes, uno de ellos el de Lluís Moreno, persona de la confianza de Herrera que asumirá el área de organización desde una vicepresidencia.

Le ayudarán en esta tarea David Cid, en el área de acción política, y Màrius Garcia, en la de política municipal, lo que permitirá a Herrera estar más liberado de las tareas internas para ser la voz pública del partido.

Todo este engranaje es lo que permitirá a Herrera compatibilizar su escaño en el Congreso con su nueva función de secretario general de ICV.

Pero además de estos tres dirigentes, hay otros nombres que refuerzan este relevo generacional: la diputada Dolors Camats será la nueva portavoz del grupo de ICV-EUiA en el Parlament, lo que le dará un mayor protagonismo, y la portavocía del partido la deja en manos de otra joven dirigente Laia Ortiz, que además ostentará una de las cinco vicepresidencias de ICV.

El ascenso de las mujeres también es notable, puesto que, además de que la amplia comisión ejecutiva es paritaria, tres de las cinco nuevas vicepresidencias del partido las lideran mujeres.

Por su parte, el hasta ahora portavoz del grupo parlamentario, Jaume Bosch, sustituirá a Saura como presidente del grupo de ICV-EUiA en el Parlament.

Además de Ortiz y Moreno, las otras tres vicepresidencias han recaído en manos de Mercè Claramunt (Dones amb Iniciativa) y Hortensia Grau (Formación), que forman parte de una generación intermedia en la que también se encuentra Joan Boada, que será el enlace entre el partido y el Govern.

Jordi Guillot, pese a dejar en manos de Herrera y su equipo la secretaría general y la organización del partido, completa las vicepresidencias al asumir la 'cartera' de Instituciones y Relaciones, lo que le permitirá seguir siendo un peso pesado de la formación.

En una breve clausura, Joan Saura ha expresado su convicción de que la formación ecosocialista sale "fortalecida" y con las "pilas cargadas" de cara al futuro, en el que apuesta por que Cataluña sea un país de "felicidad", de "solidaridad y justicia social".

Tras expresar un sentimiento de "alegría" por el trabajo hecho en esta asamblea, Saura ha reafirmado su apuesta en "cuatro compromisos": apoyar a los trabajadores en un momento de crisis económica; apoyar el pacto de Entesa del gobierno tripartito catalán pese a reclamar una actualización; reforzar la organización interna del partido, y dedicar más energías a hacer de presidente de Iniciativa.

En clave de organización interna, Saura se ha comprometido a reforzar el funcionamiento del partido y ha explicado como un "compromiso personal" su intención de dedicar una "mayor energía a hacer más de presidente" de ICV.

Iniciativa también ha aprobado una resolución que pide movilizarse contra la ley de educación de Cataluña y otra que supone abrir el debate sobre el soberanismo en el seno de ICV.

En la resolución de educación, aprobada por unanimidad, ICV acusa al Govern de primar el "acuerdo político con CiU" en la ley de educación antes que asegurar "el consenso educativo y social".