Público
Público

Savater: "mañana o pasado los españoles despertarán a los problemas reales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor y filósofo Fernando Savater afirmó hoy que la victoria de España en el Mundial de Sudáfrica 2010 "no tiene mucha trascendencia", ya que los españoles "despertarán" en uno o dos días a los "problemas reales" que padece su país.

"A mí me gustaría poder decir que esto va a tener una repercusión en otros aspectos, en otros campos, que la gente va a estar más concienciada del país que comparten, pero sinceramente no me atrevo a creer tanto", afirmó Savater en entrevista telefónica con el noticiero Televisa.

El escritor español sostuvo: "creo que la gente lo está pasando muy bien, que está muy contenta, y que durante 48 o más horas no se han preocupado de los problemas que normalmente los tienen trastornados (...) pero no creo que eso resuelva mayores problemas".

"La gente no está pidiendo cuentas ni preocupándose por lo serio", manifestó, aunque detalló que se trata de algo "transitorio", porque "mañana o pasado (...) todo el mundo despertará con la cruda (resaca) de la fiesta y empezará a pensar en los problemas reales".

A juicio del académico español, ganar un Mundial de fútbol "es un motivo de alivio para los gobernantes y para todos los que no tienen una solución a los problemas actuales", porque "la gente piensa en otra cosa y está contenta y entusiasmada con otros temas aunque sean un poco infantiles".

Sin embargo, Savater reconoció que "a veces hay que aliviar la tensión", porque "todos necesitamos de vez en cuando un reventón".

Savater manifestó que el nacionalismo desplegado por cientos de miles de españoles en las calles batiendo banderas de España y apoyando a "La Roja" "se queda corto", y criticó que el amor al país se despierte "solo en eventos deportivos".

El filósofo explicó que el fútbol es "un sustituto de la nación y los partidos son un sustituto en cierta forma de los enfrentamientos y de la guerra", lo que contribuye a despertar sentimientos nacionalistas.

"Las batallas del fútbol son batallas incruentas, el mundial de fútbol es como una guerra mundial pero sin muertos", concluyó.