Público
Público

Para Scariolo, "intentar la medalla de oro no es una presión añadida"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sergio Scariolo, seleccionador nacional de baloncesto, explicó en el acto de presentación del equipo nacional, que "el objetivo de la medalla de oro no es una presión añadida".

"Todos somos profesionales acostumbrados a jugar para ganar títulos. Esa es nuestra naturaleza y nuestra forma de vida: competir e intentar ganar. Por lo tanto el que todo el mundo hable de la medalla de oro no es una presión añadida", declaró Sergio Scariolo.

En este mismo sentido, el entrenador italiano habló sobre las bajas de todas las selecciones participantes en el campeonato de Europa de Polonia.

"Todos los equipos tienen bajas y nosotros también las tenemos e importantes. El razonamiento de posibilidades de unos y otros no se puede hacer por las bajas, porque al final todos los equipos participantes van a presentar ocho o nueve jugadores de primer nivel internacional. Nosotros empezamos de cero y nuestras bajas aportaban una gran cantidad de cosas que ahora tendremos que conseguir entre todos los que estamos", dijo.

El seleccionador se mostró satisfecho por comenzar con el trabajo "en la pista".

"Es una gran alegría estar, por fin, a pocas horas de comenzar el trabajo en la pista, donde se sentarán las bases de si lo hacemos bien o mal. Es el momento en el que las hipótesis desaparecen y en el que se trabaja el ataque, la defensa, el tiro, los detalles importantes que son los que nos van a ayudar a obtener la clasificación que merezcamos", explicó.

"Tenemos ganar de ir ya a lo nuestro, el baloncesto", siguió Scariolo.

Respecto a la "obligación" de ganar la medalla de oro, Scariolo no desvió la responsabilidad.

"No creo que sea una obligación, aunque nuestro deseo e ilusión es tratar de conseguirla. Entre este deseo y la consecución están la calidad de los rivales y muchos factores que no podemos controlar, que nos pondrán obstáculos que ya veremos su somos capaces de superar o no", indicó.

"Lo que está claro es que nadie pude conseguir grandes logros sin dar antes pasos previos. Por eso el partido contra Serbia, el próximo 7 de septiembre, es lo más lejos posible que puede llegar nuestra concentración en estos momentos", concluyó Sergio Scariolo.