Público
Público

Scheffer pide la ampliación a "varios países" del sureste de Europa en la Cumbre de la OTAN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, confió hoy en que la Cumbre que comienza dentro de unas horas en Bucarest sea escenario de una ampliación hacia "varios países del sureste de Europa" en referencia a las candidaturas de Croacia, Albania y Macedonia.

Este uso del plural puede interpretarse como un apoyo del secretario general a que no se deje también fuera a Albania en el caso de que finalmente Grecia vete la entrada de Macedonia con dicho nombre, por temor a futuras presiones anexionistas sobre su provincia homónima.

Algunos países de la Alianza consideran que si finalmente Skopje no es invitada a entrar, tampoco debería serlo Albania, a la que se incluyó en el paquete por una cuestión de equilibrio geográfico, a pesar de no estar completamente preparada.

Según fuentes diplomáticas, tan solo Croacia cumple totalmente los criterios políticos y técnicos necesarios para adherirse a la OTAN, pero la búsqueda de la estabilidad en los Balcanes ha llevado a la Organización a pasar por alto las carencias de los otros dos dos países.

Sobre el problema de Grecia sobre el nombre de Macedonia, De Hoop se comprometió, ante un foro organizado por la German Marshall Fund, a hacer "todo lo que pueda" en las próximas horas para que las dos naciones superen sus diferencias, si bien remarcó que es una polémica que trasciende las competencias de la OTAN.

Esta incógnita podría resolverse durante la cena informal que los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN celebran esta noche, aunque la decisión formal se tomará durante el Consejo Atlántico que celebran mañana por la mañana.

También se debatirá sobre la demanda de Ucrania y Georgia de ascender un peldaño en su acercamiento a la organización, y de acceder al llamado "Plan de Acción" que precede a la adhesión.

Pero la división entre los socios sobre la oportunidad de irritar a Rusia, que se opone al progresivo acercamiento de la Alianza a sus fronteras, hará difícil que se cumplan las expectativas de las dos repúblicas ex-soviéticas.

Sobre las relaciones con Moscú, De Hoop Scheffer confió en que el presidente Vladímir Putin acuda al Consejo permanente OTAN-Rusia que se celebrará el viernes con un espíritu "constructivo" y alejado de una retórica de confrontación.

El jefe de la OTAN aseguró hoy que "cualquiera que sea la decisión" sobre Ucrania y Georgia, la ampliación de la OTAN "no se cierra en Bucarest", y ambos países "un día cruzarán las puertas de la Alianza, que permanecerán abiertas".

También hizo un guiño a Serbia, cuyas relaciones con la mayor parte de los socios de la OTAN atraviesan momentos críticos desde la declaración de independencia de Kosovo, al recalcar que "tienen su plaza en el proceso de integración" de los países balcánicos en la Alianza.

Se refirió a la oferta que se hará a Belgrado, junto a Bosnia-Herzegovina y Montenegro, para pasar de la llamada "Asociación para la Paz" a la relación, más estrecha, de "diálogo intensificado".

En cuanto a la otra gran materia de la agenda de Bucarest, la misión en Afganistán, De Hoop rechazó las acusaciones de fracaso, y recordó que las fuerzas internacionales se hicieron cargo del país cuando los talibanes lo habían hecho "retroceder a la Edad Media".

Reafirmó la voluntad de la organización de que este régimen "nunca vuelva a Afganistán", y consideró que las "dramáticas" bajas militares y de civiles "han valido la pena".

En una videoconferencia con alumnos de la Universidad de Kabul, el secretario general de la OTAN afirmó que "cada inocente muerto en Afganistán es demasiado, pero desafortunadamente no es totalmente inevitable", ya que los rebeldes "a veces les utilizan como escudos humanos".