Público
Público

"Para nosotros Schettino, para vosotros Auschwitz"

'Il Giornale', diario de la familia Berlusconi, responde con esta portada a un artículo aparecido en el semanal Der Spiegel sobre el Costa Concordia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Estos alemanes son aún arrogantes y peligrosos para Europa. Si dios quiere no volverán los cañones, pero el arma de la moneda no es menos peligrosa. Por esto, no debemos estar avergonzados. Nosotros tendremos un Schettino, pero a ellos Auschwitz no se lo quitará nadie jamás'. Palabra de Alessandro Sallusti, director de Il Giornale, periódico de la familia Berlusconi, que no ha encontrado mejor manera que llevar a su portada el Día de la Memoria del Holocausto, este titular: 'Para nosotros Schettino, para vosotros Auschwitz'.

La dedicatoria de Sallusti viene como contestación a una columna de opinión aparecida en el último número del semanal alemán Der Spiegel sobre el naufragio del Costa Concordia y que ha tenido bastante repercusión en Italia

Firmada por Jan Fleischhauer, el texto empieza con un homenaje irónico a los estereotipos italianos con la intención de destacar que las diferencias entre los países de la Unión Europea es uno de los motivos de la crisis económica. 

'Seamos sinceros: ¿Alguien se extraña de que el capitán del Costa Concordia fuera italiano? ¿Alguien se imagina que una maniobra de ese tipo la hubiera hecho un alemán o, incluso un capitán de la marina británica?', escribió Fleischhauer. 'A este tipo de hombre lo conocemos de las vacaciones en la playa [...] en principio es inocuo, pero es mejor no dejarle que se acerque a las máquinas pesadas', continúa.

'Hemos perdido desde hace mucho tiempo la costumbre de utilizar los estereotipos culturales contra nuestros vecinos- sigue-. Está considerado algo retrógado, o aún peor, racista, (aunque, por seguir con el tema, no está muy claro que el italiano de por sí constituya una raza propia) [...] No hay que hablar de genética para llegar a la conclusión que las naciones se distinguen entre sí. Existen, de hecho, motivos climáticos y hasta el idioma tiene su importancia'

Y es aquí cuando llega a su conclusión sobre el funcionamiento de la UE: 'El pecado original del euro estuvo en juntar culturas económicas tan distintas con la camisa de fuerza de la moneda única. Para darse cuenta de que no podía ir bien no hacía falta estudiar economía. Habría sido suficiente con visitar Nápoles o el Peloponeso'.

Fleischhauer termina con la siguiente reflexión: 'Ahora la canciller Angela Merkel trata de convertir a todos en nosotros. Veremos lo que consigue. Las naciones pueden cambiar. Por otra parte, hace 2.000 años, los italianos controlaban un imperio que iba de Inglaterra a África'.

Italia respondió al artículo de manera oficial con una carta a la revista de su embajador en Berlín, Michele Valensise. Pero eso, para Il Giornale, acostumbrado a la época en la que el Gobierno de Silvio Berlusconi llamaba al boicot a otro país cuando no hacía lo que ellos querían, no ha sido suficiente.

'Que los alemanes son una raza superior lo habíamos leído ya en los discursos de Hitler. Recordarlo justo hoy, Día de la Memoria, es cuanto menos de un gusto pésimo. Es verdad, nosotros, italianos a la Schettino, tenemos sobre nuestra conciencia una treintena de pasajeros del Concordia, pero esos de la raza de Jan Fleischhauer masacraron a seis millones de pasajeros', concluye Sallusti.