Público
Público

Scotland Yard hace registros por el ataque frustrado contra un avión en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Metropolitana de Londres, más conocida como Scotland Yard, confirmó hoy que está efectuando registros en relación con el atentado frustrado contra un avión que iba a aterrizar este viernes en el aeropuerto de Detroit (EEUU).

"Estamos en contacto con las autoridades de Estados Unidos. Se están llevando a cabo registros como parte de las investigaciones en curso", afirmó una portavoz de Scotland Yard.

La Casa Blanca considera que el incidente, protagonizado por un hombre nigeriano al tratar de activar un artefacto en un avión de Northwest procedente de Amsterdam y a punto de aterrizar en Detroit, fue un intento de ataque terrorista.

El sospechoso es un hombre de 23 años llamado Abdul Farouk Abdulmutallab, quien, según las cadenas ABC News y NBC News, estudió ingeniería en el University College de Londres.

A ese respecto, la portavoz de Scotland Yard no confirmó si el individuo estudia en la universidad londinense o si la Policía británica tiene constancia de él.

Tras el ataque frustrado de Detroit, el aeropuerto londinense de Heathrow informó hoy en su página de Internet de que los pasajeros que viajen a EEUU tendrán que pasar por "controles de seguridad adicionales".

Las autoridades estadounidenses indicaron que el nigeriano dijo ser miembro de la organización terrorista Al Qaeda.

En un principio, se creía que disparó unos petardos en el interior del avión, pero las autoridades confirmaron después que el artefacto que intentó activar era un dispositivo incendiario, algo que se considera con menos potencia que un explosivo.

El nigeriano, que fue reducido y puesto a disposición de la justicia, sufrió quemaduras leves, por las que ha sido tratado en un hospital, en tanto que algunos de los 278 pasajeros del vuelo transatlántico también sufrieron heridas menores.

El avión pudo aterrizar con normalidad en su destino, si bien el aparato fue desviado a una zona remota del aeropuerto para ser inspeccionado.