Público
Público

Seann William Scott y Paul Rudd, dos treintañeros inmaduros en "Mal ejemplo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos treintañeros inmaduros, uno deprimido y cínico y otro juerguista y obsesionado con el sexo, se verán obligados a ser modelo de conducta de dos niños inadaptados en "Mal Ejemplo", comedia que llega a los cines el día 30 con Seann William Scott y Paul Rudd como protagonistas.

Ambos actores, que se encuentran en Madrid promocionando esta cinta, dirigida por David Wain, regresan con "Mal ejemplo" al género que les ha valido el éxito, con títulos como "American Pie" o "Colega, ¿dónde está mi coche?", en el caso de Scott, y "Lío embarazoso" o "Virgen a los 40", en el de Rudd.

"Hay muy pocas comedias buenas y disfruto mucho haciendo este tipo de películas", ha explicado Scott, quien, a pesar del riesgo de quedarse encasillado en este tipo de papeles, añade: "claro que me apetecería hacer un drama pero al final del día lo importante es haber hecho una película que guste a la gente. No pretendo ganar un Óscar".

Para el actor, "Mal ejemplo" supone la oportunidad de actuar en una cinta "políticamente incorrecta" en la que los personajes, más allá del lenguaje malsonante, de sus sarcasmos o de sus cuestionables comportamientos, despiertan el "cariño" de su público, un factor que para él es vital en esta clase de proyectos.

En esta nueva comedia, no autorizada para todos los públicos, Scott y Rudd son dos treintañeros que, obligados por orden judicial, deben cumplir 150 horas de servicio comunitario al lado de dos menores, uno introvertido y obsesionado con los juegos de rol medievales, y el otro, conflictivo y tan obsesionado con el sexo y los tacos como su mentor.

"Sé feliz en la vida", "diviértete", "haz lo que te gusta". Éstos son para Rudd algunos de los "mensajes" que se pueden extrapolar de la cinta que, entre chistes y música del grupo Kiss, ahonda en el camino a la madurez de unos protagonistas que se niegan a crecer y que están insatisfechos con su vida.

Rudd firma también, junto al director y Ken Marino, el guión de esta historia "simple" con la que se pretendía, según ha explicado, "contar las cosas de forma subversiva y nada sentimental".

"Puede resultar manido pero sólo quiero hacer películas que quiera ver", ha añadido el intérprete, quien, no obstante, no duda en manifestar su "sorpresa" ante los buenos resultados de taquilla del filme desde su estreno.

Seann William Scott volverá próximamente a la gran pantalla gracias a "Planet 51", la película española de animación a la que presta su voz junto a otros actores como Jessica Biel o Gary Oldman.

Participar en este proyecto español es una "experiencia increíble" para un actor que se confiesa enamorado del país, viste una sudadera del Real Madrid y cita "Hable con ella" y "Todo sobre mi madre", de Almodovar, entre sus películas favoritas.