Público
Público

Seat invertirá 300 millones anuales los próximos 5 años y acabará con los ERE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Seat invertirá 300 millones anuales en los próximos cinco años y renovará su paleta de modelos, manteniendo el pleno empleo en Martorell y dando por acabada la fase de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) temporales, según ha explicado el presidente de grupo, James Muir, en una entrevista concedida a Efe.

"Seat es hoy el tercer mayor inversor en España y nuestros planes pasan por mantener el mismo nivel inversor en los próximos cinco años", lo que demuestra el compromiso de Volkswagen (VW) con Seat y la apuesta por esta marca, ha asegurado James Muir.

Para Muir, "este nivel inversor ha de generar más productividad en la factoría, asegurando el empleo e incluso creando más puestos de trabajo; por ello esperamos finalizar el ERE -temporal- en el primer semestre del año".

"VW está dispuesto a asumir las pérdidas futuras", aunque el presidente de Seat ha condicionado esta situación a que se cumpla el plan estratégico, que ha definido como un proyecto para "darle la vuelta a la compañía".

James Muir también ha mantenido que quiere llevar a la factoría de Martorell a su plena capacidad de producción, y que cuando acabe el actual ERE temporal en junio, "se acabará esta etapa de expedientes de regulación y apostaremos por el pleno empleo en la planta".

El presidente de Seat ha defendido que hay que mejorar la productividad de la compañía y que no todo se queda en el nuevo Audi Q3, que la empresa empezará a fabricar este 2011.

La empresa ha de negociar un nuevo convenio durante este año, para el que ya se han iniciado los primeros contactos, y Muir ha detallado que la empresa quiere introducir una parte de la retribución variable.

"Tiene que haber una parte de la retribución que sea variable, pero no como una penalización, sino como un premio que vaya en beneficio de los trabajadores si se cumplen determinados niveles de productividad, no de la línea de producción, sino del conjunto de la empresa", ha apuntado.

Cuando se le recuerda que Seat perdió en 2009 un total de 187 millones de euros, Muir acepta que este plan no puede basarse en volver a los beneficios, aunque cree que se puede mejorar la retribución de los trabajadores a medida que se vayan alcanzando los objetivos de la compañía, que prevé unas notable reducción de los números rojos para los próximos ejercicios.

El nuevo convenio, en todo caso, no se empezará a negociar a fondo hasta que se celebren las elecciones sindicales en Seat, previstas para febrero y como líneas generales, Muir ha de conseguir "mejorar la productividad y la eficiencia".

James Muir no ha querido dar una fecha sobre cuándo Seat volverá a tener beneficios, pero se ha mostrado muy optimista respecto de las posibilidades de Seat y ha apuntado que esto pasará "durante los próximos cinco años", en especial si consolidad el liderazgo de ventas en el mercado español.

"Somos líderes de ventas en este momento, pero se trata de un liderazgo que tenemos que consolidar en los próximos años, con una diferencia sobre la segunda marca que más venda de unos 3 puntos, no como la que tenemos ahora, que todavía es demasiado pequeña. Entonces tendremos un liderazgo que no dependa de hechos coyunturales o que podamos perder porque una marca saque en determinado momento un nuevo modelo", ha advertido James Muir.

En opinión del presidente del primer fabricante de coches radicado en España, "la renovación de Seat pasa por una auténtica ofensiva de productos en 2012", y ha anunciado que "en los próximos años se verá llegar al mercado nuevos productos de Seat, lo que ayudará a conseguir el crecimiento previsto".

Muir ha adelantado en la entrevista que esta renovación tendrá como eje "el nuevo León, que contará con diversas familias, como el Ibiza, que tiene tres versiones, de manera que ya no será un único coche, como hasta ahora".

El plan de Seat pasa por replicar con el nuevo León el éxito del Ibiza, del que la marca española vende 200.000 unidades al año y es su modelo más demandado en todo el mundo.

Esto también pasa por resituar el León como producto, ya que, en opinión de Muir, tanto el Altea como el León se han quedado en vehículos "un poco en tierra de nadie".