Público
Público

Seat plantea recortar 340 empleados de oficinas

Elimina, además, uno de los tres turnos de la producción del 'Ibiza', lo que afectará a unos 400 trabajadores temporales contratados a través de una ETT

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección de Seat comunicó el lunes a los sindicatos que la caída de las ventas y de la producción obliga a llevar a cabo un plan de reducción de costes, para lo que la automovilística ha planteado recortar la plantilla de oficinas en 340 personas, según han informado fuentes cercanas a la empresa. Según las mismas fuentes, la dirección de la filial española del grupo Volkswagen ha explicado que los costes que hay que reducir equivalen a 340 empleados que llama 'indirectos' (todos aquellos no vinculados a la cadena de producción), pero ha emplazado a los sindicatos a negociar para encontrar una solución alternativa a los despidos, por lo que prevé mantener varias reuniones con el comité de empresa durante esta semana.

Esta medida, que busca también aumentar la productividad y la competitividad, se aplicará en la sede de Seat, en el centro técnico, ambos ubicados en Martorell, así como en Gearbox, productor de componentes situado en El Prat de Llobregat que también forma parte del grupo.

A inicios de 2010, Seat ya recortó la plantilla de trabajadores 'indirectos' coincidiendo con la entrada de la nueva dirección, encabezada por el actual presidente, James Muir, y despidió a 330 personas para mejorar la eficiencia y eficacia de la empresa, argumentando que la productividad de los empleos directos (los de fábrica) había crecido muy por encima que los indirectos en la última década.

Según la compañía, la difícil situación del sector de la automoción en general y de Seat en particular obliga a reducir costes en todos los ámbitos, por lo que este lunes también ha anunciado que suprimirá temporalmente uno de los tres turnos de la línea que ensambla el Ibiza, lo que afectará a unos 400 trabajadores temporales contratados a través de una empresa de trabajo temporal (ETT). La automovilística ha decidido no renovar a estos empleados cuando se acaben sus contratos, la mayoría durante el mes de marzo, para mantener el empleo entre la plantilla directa de Seat y aumentar la productividad de la planta. La factoría de Martorell cuenta, desde hace un año, con unos 600 trabajadores temporales, todos contratados a través de ETT para cubrir bajas y dar respuesta a aumentos puntuales de producción.

La plantilla de trabajadores vinculados directamente a la producción sufrió la medida de ajuste más traumática en 2005, cuando Seat aplicó un expediente de regulación de empleo (ERE) para 660 trabajadores, muchos de los cuales pudieron volver a la compañía dos años después. Entre 2009 y 2010, la compañía aplicó varios ERE temporales para hacer frente a la caída de la producción, pero la adjudicación del Audi Q3, que empezó a fabricarse a mediados de 2011 en Martorell, supuso una buena noticia en plena crisis y la contratación de 700 nuevos puestos de trabajo fijos.

El año pasado, Seat vendió 321.000 automóviles en todo el mundo, lo que supone un descenso del 8,3% respecto a 2011, consecuencia de la caída de la demanda en los mercados de Europa occidental, especialmente en algunos países del sur como España, que no se ha podido compensar con los crecimientos registrados en Alemania (+22,5%), México (+16,5%) y Reino Unido (+8,2%). A la situación adversa de Seat se suma la crisis profunda de la industria automovilística en España, donde en 2012 se matricularon 699.589 vehículos, un 13,4% menos que el año anterior y la peor cifra en la historia del sector desde 1989, cuando arranca la serie estadística.