Público
Público

Sebastián prefiere el "optimismo" de Bernanke que el fatalismo de Krugman

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, dijo hoy que prefiere el "optimismo" del presidente de la Reserva Federal (FED), Ben Bernanke, sobre la crisis, que el fatalismo del economista americano Paul Krugman, premio Nobel de Economía en 2008.

Sebastián respondió así preguntado por la prensa en Washington sobre las recientes declaraciones que hizo el premio Nobel de Economía respecto a la economía española, quien auguró un "camino doloroso" para el país por la crisis económica.

"Krugman es un gran economista" dijo Sebastián, que aseguró que "los que hemos dado Economía en los últimos años hemos tenido dos maestros: Bernanke y Krugman".

Personalmente, el ministro dijo que prefiere a Bernanke porque es quien dispone de las herramientas para salir de la crisis económica global.

"Yo me quedo con Bernanke en estos momentos", aseguró, "primero porque me gusta más el optimismo creativo que el fatalismo y segundo porque Krugman es un profesor de Universidad y Bernanke tiene las herramientas en política económica".

Preguntado por la previsión de Bernanke, que ha señalado que si los mercados se estabilizan, la recesión estadounidense acabará este año y el 2010 será un periodo de "recuperación", Sebastián aseguró que "si se arregla el tema financiero, yo estoy de acuerdo con Bernanke".

Según el ministro, el ajuste inmobiliario ha terminado en Estados Unidos o está próximo a terminar y aseguró que "debemos estar muy cerca del suelo en el tema inmobiliario probablemente también en España".

Por tanto, agregó, "si se arregla el tema financiero, que es lo que estrangula la industria y los servicios, la economía saldrá adelante".

El ministro subrayó que Bernanke tiene más información sobre el tema financiero que Krugman y "si él dice que se dan las condiciones para que EEUU salga de la crisis en 2009, le creo".

Sebastián dijo que una vez que se recupere la economía en Estados Unidos llegará al resto de países del mundo. En Europa "empezará por los países que entraron más rápidamente en la recesión, que son el Reino Unido y España", aseguró.