Público
Público

La SEC impide operar temporalmente a 800 empresas de ventas al descubierto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Washington, 19 sep (EFECOM).- La Comisión de Valores de EEUU (SEC) aprobó hoy un plan que impide operar temporalmente en el mercado a unas 800 compañías de inversión especializadas en ventas al descubierto, en un intento por frenar la especulación y un deterioro mayor de la bolsa, informó la institución financiera.

A última hora del jueves, la SEC convocó una reunión para examinar los últimos acontecimientos de la crisis económica estadounidense, y a primera hora de hoy anunció la suspensión de las operaciones de 799 compañías en el mercado financiero.

La prohibición se hará efectiva inmediatamente y tendrá una duración de diez días, que podría prolongarse hasta un máximo de 30.

Las ventas al descubierto -en inglés, "short selling"- son un tipo operación de especulación a corto plazo que consiste en apostar a que el precio de una acción va a bajar.

Así, los inversores, a través de una empresa especializada en este tipo de operaciones, venden un título que no poseen -a cambio de una comisión- para comprarlo posteriormente más barato y liquidar la diferencia.

La SEC explicó que actuó en coordinación con los Servicios Financieros del Reino Unido -que el jueves tomaron una acción similar en sus mercados- "para proteger la integridad y la calidad del mercado de valores y fortalecer la confianza de los inversores".

"La Comisión se comprometió a utilizar todas las armas en su arsenal para luchar contra la manipulación del mercado que pone en peligro los inversores y los mercados de capitales", dijo el presidente de la SEC, Christopher Cox, en un comunicado.

Esta acción, que, según explica, "no sería necesaria en un mercado que funcionara bien", se aplicará de manera temporal y forma parte del amplio conjunto de medidas adoptadas por la Reserva Federal, el Tesorero y el Congreso de Estados Unidos para afrontar la crisis.

La SEC anunció otras medidas también de carácter temporal, incluido un requisito para los grandes gestores de dinero de informar sobre determinadas ventas y alivió las restricciones para que los emisores de valores puedan volver a comprar sus propias acciones.