Publicado: 01.01.2014 17:41 |Actualizado: 01.01.2014 17:41

El secretario general de NNGG se suma a los críticos en el PP contra la reforma del aborto de Gallardón

Javier Dorado dice que "el Estado no debe complicar más las cosas" en relación a la protección de los embarazos cuando existe malformación del feto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de Nuevas Generaciones del PP, Javier Dorado, ha afirmado que "el Estado no debe complicar más las cosas" en relación a la protección de los embarazos cuando existe malformación del feto, como establece el anteproyecto de Ley de Protección de los Derechos del Concebido y de la Mujer Embarazada, con el que el Gobierno pretende reformar la legislación actual sobre el aborto.

"La noticia de una malformación, muchas veces sin saber en qué magnitud, es un drama para la pareja. El Estado no debe complicar más las cosas", señalaba hace una semana Dorado en la red social Twitter, en relación a la reforma anunciada hace casi dos semanas por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

De esta manera, su opinión crítica durante un debate con otros usuarios en la Red se unía a la de otros dirigentes del PP, como la delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, o el extremeño, José Antonio Monago. "La malformación fetal no es en sí mismo un supuesto, pero sí en el caso de que ello cause un daño psicológico a la madre. Aquí tengo dudas", ha indicado Dorado.

En esta misma conversación, el secretario general de Nuevas Generaciones ha advertido de que el "sentir mayoritario" no es favorable al anteproyecto normativo, al tiempo que asegura que hace falta "pedagogía, explicaciones y voluntad de acuerdo" y que, para ello, "confía" en el Gobierno de Mariano Rajoy y en el propio ministro de Justicia al que presupone "sensatez" a la hora de abordar el proceso de tramitación del texto en las Cortes. "Lo hago a sabiendas de que sabe escuchar", dice del titular de Justicia.

"Estoy abierto a vuestras impresiones y también a que modifiquéis las mías. No soy inmovilista y menos con esto", afirma Dorado, que reconoce que abortar "es una de las decisiones más difíciles que toma una mujer en su vida", que "nadie puede frivolizar con esto" y que el anteproyecto "no es definitivo".

No obstante, indica que el texto tiene "cosas muy positivas", como que "no cabe reproche penal" contra la mujer, y subraya que "es una víctima por primera vez", y que una menor no pueda abortar sin informar a sus padres.