Público
Público

El secretario general de la ONU ve daños "desoladores" en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi y Louis Charbonneau

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su conmoción y rabia por la "desoladora" devastación en Gaza al visitar la Franja el martes, donde prometió ayuda a los palestinos tras los ataques israelíes que dejaron más de 1.300 muertos y a miles sin hogar.

Israel retiró la mayor parte de sus fuerzas antes de la asunción de Obama como presidente de Estados Unidos, pareciendo no querer ensombrecer el comienzo de una nueva era en una alianza clave.

Su predecesor, George W. Bush, respaldó la ofensiva de tres semanas como una respuesta legítima al lanzamiento de cohetes sobre el estado judío de parte del grupo islámico Hamas, que gobierna Gaza.

Hamas ha demostrado que permanece a cargo del empobrecido territorio costero desde que el alto el fuego entró en vigor el domingo y celebró mítines de "victoria" para coincidir con la visita de Ban. Algunos portavoces le instaron a que las potencias occidentales terminen con su boicot sobre Hamas, que ganó las últimas elecciones palestinas.

"Sólo he visto una fracción de la destrucción. Esto es estremecedor y alarmante", dijo Ban, condenando el "uso excesivo" de fuerza por Israel, al igual que los disparos de cohetes por parte de Hamás.

"Estas escenas que he visto son desoladoras y estoy profundamente apenado por lo que he visto hoy", dijo en una conferencia de prensa en la que de fondo aún se podía ver la ayuda alimentaria incendiada en un depósito de las Naciones Unidas por un ataque israelí.

Ban describió el ataque como "una atrocidad" y exigió una investigación y, de ser necesario, que el responsable rinda cuentas.

Israel culpa a Hamás por combatir junto a civiles y alrededor de emplazamientos administrados por la ONU, que ayuda a gran parte de los 1,5 millones de habitantes de Gaza. La mayoría son familias de refugiados que huyeron o fueron obligados a huir de sus hogares en lo que se convirtió en Israel en 1948.

Ban, quien se encuentra en una gira por Oriente Próximo, ha sido el líder internacional de mayor rango en visitar el territorio en años, especialmente desde que Hamás expulsó de Gaza a las fuerzas laicas de Al Fatah leales al presidente Mahmud Abas en junio de 2007 y tomaron el control.

PIDE UNIDAD PALESTINA

Aunque las agencias de ayuda humanitaria dijeron que planean una masiva entrada de suministros a través de los puestos fronterizos israelíes, la ayuda se verá dificultada por el boicot occidental a Hamás como organización "terrorista" y un bloqueo israelí a muchos artículos, incluyendo materiales de construcción, que pueden ser usados para fabricar armas.

Debido a esto, Ban instó a los palestinos a superar las diferencias políticas con la Autoridad Palestina de Abas, para poder concretar sus esperanzas de crear un Estado y alcanzar la paz con Israel.

"Llamo a Al Fatah, Hamás, a todas las facciones palestinas, a unirse dentro del marco de trabajo de la legítima Autoridad Palestina", dijo el secretario general de la ONU.

El coste de la reconstrucción puede ser de unos 2.000 millones de dólares, según estimaciones palestinas e internacionales. La ONU ha calculado que hacen falta 330 millones para ayuda urgente.

Miles de partidarios de Hamás, muchos con pancartas verdes del islam, marcharon a través de Gaza y celebraron un mítin en el que los oradores pidieron el reconocimiento de las Naciones Unidas.

"El Gobierno de Hamás fue elegido por votación popular", dijo uno. "Exigimos el fin del doble rasero".

La ONU y otros mediadores clave han dicho que sólo tratarán con Hamás si reconoce a Israel, renuncia a la violencia y acepta los acuerdos de paz provisionales.