Público
Público

El secretario de las infantas se declara tesorero "testimonial"

Carlos García Revenga dice que, pese a su cargo en el Instituto Nóos, él no llevaba las cuentas, sino que toda la gestión correspondía a Urdangarin y a Torres. Eludió contestar una pregunta sobre Corinna, la am

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de las infantas, Carlos García Revenga, ha señalado que su cargo de tesorero en el Instituto Nóos era puramente testimonial, ya que él no sabía de cuentas y eran el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su exsocio, Diego Torres, quienes gestionaban de manera conjunta este organismo.

Fuentes jurídicas han señalado que durante su declaración como imputado, de poco más de dos horas, ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, y los fiscales Anticorrupción, García Revenga ha negado que tuviera capacidad de decisión en el Instituto Nóos desvinculándose así de cualquier tipo de irregularidad que se hubiera podido cometer durante la gestión de este organismo.

En esta línea, ha insistido en que aunque formara parte de la Junta Directiva del Instituto Nóos y fuese el tesorero, no tenía ningún poder de gestión, al tiempo que ha recordado que los Estatutos de la Fundación exigían que existiera un tesorero, cargo que asumió él.

García Revenga ha mostrado su extrañeza por las cantidades económicas que manejó el Instituto Noós, que ha dicho haber conocido por lo publicando en los medios de comunicación a raíz de la investigación judicial.

Aseguró que la infanta Cristina no participó en ningún momento en la gestión de Nóos, y defendió que asumió el cargo de tesorero por su amistad y buena relación con el duque de Palma y, de hecho, lo aceptó dos días después de que fuera nombrado oficialmente, según ha explicado.

García Revenga ha comentado que la idea de crear el Instituto Nóos fue de Urdangarin y Diego Torres, y que si asesoró al duque de Palma hasta el año 2006 fue porque era su 'primera aventura empresarial', ha precisado. Después dejó de hacerlo porque ya no precisaba de su tutela 'ya tenía más edad' para dirigir la referida entidad, ha aducido.

Otro de los asuntos sobre los que ha tratado el interrogatorio es sobre los correos que ha hecho públicos Torres, exsocio de Urdangarin, y que vincularían a García Revenga y a la Casa Real con la gestión de Nóos. El secretario de las infantas se ha desvinculado de estos correos electrónicos y al cuestionar su veracidad ha anunciado que se querellará.

No ha podido explicar por qué en una de las actas de la junta directiva de Noós figura su firma, que él no ha reconocido como propia. Preguntado si el Rey intermedió para que Urdangarin trabajara en una empresa relacionada con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, a quien se conoce como amiga del monarca, el secretario de las infantas no ha querido contestar.

Tras las comparecencias de hoy, la Fiscalía no se plantea solicitar ninguna otra declaración o diligencia sobre este caso, según han confirmado fuentes próximas a la investigación.

Preguntado a su salida de los Juzgados de Palma por cómo está viviendo estos momentos y, en concreto, la presión de los medios de comunicación desde que fuera imputado, García Revenga ha reconocido que 'eso es lo peor'.

García Revenga fue miembro de la junta directiva de Nóos y su nombre figura en varios de los emails aportados por el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, que revelan la labor de asesoramiento que habría llevado a cabo con el Duque respecto a su actividad empresarial, lo que llevó al juez a acordar su imputación en el marco de este complejo procedimiento judicial.

Según aseguró Torres, la labor del Instituto se realizabacon el conocimiento de Revenga así como del asesor externo de la Casa Real y conde de Fontao, José Manuel Romero, mientras que Urdangarin solía 'consultar' con su mujer las propuestas que se abordaban en Nóos.