Público
Público

El sector del automóvil dividido ante las propuestas de Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las principales asociaciones automovilísticas han recibido con división de opiniones las medidas relativas al sector que hoy ha propuesto en el Congreso el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Mientras los fabricantes resaltan que Zapatero ha asumido buena parte de sus propuestas, el resto de las asociaciones, la de importadores (Aniacam), la de concesionarios (Faconauto) y la de vendedores (Ganvam), critican que el presidente no ha abordado al sector en su globalidad

El director general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac), Luis Valero, dijo a Efe que los anuncios hechos por el jefe del Ejecutivo "están en línea con lo tratado ayer en la reunión que celebramos en La Moncloa".

El directivo de Anfac señaló que está de acuerdo con el marco general de incluir las propuestas en el Plan Integral del Automóvil y en su tratamiento en el corto y medio plazo para las cuestiones más urgentes, y en el largo plazo aquellas con una vinculación más política.

Al margen de la valoración de las medidas propuestas, Valero significó que "lo importante es la apuesta que el presidente del Gobierno ha hecho en un escenario como el Parlamento, en favor del sector español del automóvil".

El presidente de los importadores, Germán López Madrid, no quiso comentar a fondo la intervención de Zapatero, aunque apuntó que detectaba una visión parcial en sus propuestas, "dejando una parte del sector del automóvil sin incluir en el análisis de su problemática y, por tanto, en el paquete de medidas".

"Y en cuanto Anfac -añadió- habrá una respuesta a su debido tiempo, aunque la vertebración del sector nunca pasa por la asociación de fabricantes".

La patronal de concesionarios Faconauto, en un comunicado, considera "insuficiente" el paquete de medidas de 800 millones de euros por considerar que todos los eslabones de la cadena de valor del automóvil (fabricantes de equipos y componentes, constructores, importadores) y, sobre todo, el último eslabón, los concesionarios deben ser tenido en cuenta.

Para Faconauto, las redes de distribución, integradas en su mayoría por pymes, son las "grandes olvidadas" de este programa de ayudas por el mero hecho de tener menor "visibilidad mediática".

También lamenta esta organización que el Gobierno olvida el peso específico que estas representan en la economía española, ya que conforman un tejido de 3.500 pequeñas y medianas empresas de marcado carácter familiar, cien por cien españolas, que emplean a 160.000 personas y facturan 80.000 millones de euros anuales.

Esta patronal insistió en la puesta en marcha con urgencia de un plan de choque que relance la actividad del sector de la distribución y garantice la viabilidad y supervivencia de las redes de distribución de turismos e industriales, que pasa, en un primer estadio, por la participación de las financieras de marca en la compra de activos del fondo de 30.000 millones de euros.

El presidente de la asociación de vendedores Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, "a la espera de más concreción", se mostró menos optimista, pues, a su juicio, "todo parece enfocado hacia el tema industrial".

Sánchez Torres añadió que "estamos en las mismas, pues la venta y posventa parecen olvidadas y necesitamos la válvula de escape de la financiación para evitar el cierre de muchas pequeñas y medianas empresas".

Este directivo indicó: "me parece perfecto que haya beneficios para la parte industrial del sector, pero queremos saber qué va a hacer el Gobierno ante la situación de asfixia en que se encuentran nuestras empresas".

En el ámbito sindical, el secretario general de la Federación Minerometalúrgica de CCOO, Felipe López, denunció el "oportunismo" de algunas empresas de sectores no gravemente afectados por la crisis económica que buscan "recortar derechos laborales".