Público
Público

El sector del automóvil presenta un plan anticrisis de 560 mlns

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Valle Avilés

Las organizaciones del sector de la automoción en pleno instaron el viernes al Gobierno a tomar más medidas contra la crisis y presentaron un plan con un coste estimado de 560 millones de euros para garantizar la supervivencia del sector en España.

"Las medidas adoptadas por el Gobierno son insuficientes y, dada la gravedad de la situación, es imprescindible tomar otras adicionales para sostener la actividad y paliar la destrucción de empleo en el sector", dijo en rueda de prensa Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Según las estimaciones del sector, la aplicación del plan paliaría la destrucción de empleo, elevaría las ventas en 150.000 unidades, y supondría una dinamización del mercado de vehículos usados y un parque más seguro y ecológico.

El jefe de la patronal también advirtió, en representación del sector de la automoción, que prevé que en 2009 las ventas caigan un 25 por ciento y se dejen de producir 900.000 vehículos entre 2008 y 2009.

En un contexto de recesión, las ventas de coches registraron en febrero una caída interanual del 48,8 por ciento, tras bajar un 28,1 por ciento en 2008, según datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

La industria de la automoción es una pieza clave en la economía española que aglutina a más de 83.000 empresas, emplea directamente a más de 600.000 personas y alrededor de 2,4 millones de empleos indirectos, según datos de la CEOE.

Ante la drástica reducción de las ventas y la caída en la producción, que ha situado a la industria automotriz en una "situación dramática", las organizaciones del sector propusieron el viernes ayudas directas para la adquisición de vehículos nuevos y usados y otras encaminadas a facilitar la financiación de la venta de vehículos.

Para incentivar la demanda, las organizaciones proponen implementar un nuevo 'Plan de rejuvenecimiento y dinamización de ventas del sector de la automoción', como complemento al actual Plan VIVE, que fomenta la renovación del parque automovilístico con vehículos más eficientes y menos contaminantes.

El nuevo plan es una iniciativa similar a la de otros países europeos como Alemania, Francia o Italia, donde las ventas han pasado de caer un 39 por ciento a principios de febrero a un 18 por ciento a final a finales de este mismo mes, gracias a las subvenciones del Gobierno italiano, según Víctor García, secretario general de la Asoicación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (ANIACAM).

SECTOR QUIERE MEDIDAS ESTIMULEN COMPRAS

El sector propone asimismo una importante inyección adicional de recursos financieros para facilitar la compra de automóviles y vehículos comerciales por particulares y empresas y a la que tendrían acceso todas las entidades de crédito.

Las organizaciones instaron al Ejecutivo a emprender medidas a favor de la financiación del sector dirigidas a fabricantes de componentes y de vehículos y distribuidores para ayudar a las empresas a conservar el mayor número de puestos de trabajo.

En ese sentido, el director general de ANFAC, Javier Valero, que aseguró que este plan no generaría déficit público, dijo que el número de empleados del sector afectados por expedientes de regulación de empleo temporales podría elevarse a 200.000 desde los 100.000 trabajadores actuales.

"Los EREs son ansiolíticos en un cuerpo gravemente enfermo, como es el caso del sector del automóvil. Si no hay dinero, no hay otra solución que cerrar", dijo José María Puyol, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (SERNAUTO).

Díaz Ferrán se mostró confiado en la adopción de las medidas por parte del Gobierno puesto que "si no, aumentará la destrucción de empleo, muchas empresas del sector terminarán cerrando y otras desaparecerán para siempre".

Las organizaciones de la industria del automóvil, por medio del presidente de la patronal, hicieron un llamamiento al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que actúe con urgencia.

"Quien tiene que coger el toro por los cuernos y poner en marcha las medidas es el presidente porque esto no afecta sólo a un ministerio sino que implica a varios", dijo Díaz Ferrán.