Público
Público

El sector prevé una caída del 20% en las ventas de flores en San Valentín por la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La venta de flores con motivo del "Día de los Enamorados" caerá este año cerca de un 20%, y se verá perjudicada, además de por la crisis, por el calendario, ya que el hecho de que se celebre en domingo hará que algunas parejas opten por otros regalos, según han asegurado a Efe fuentes del sector.

Respecto a los precios de las flores en San Valentín, uno de los "días grandes" del año para el sector, los mayoristas admiten que el precio en origen de las rosas llega a triplicarse, al tratarse de variedades que, en esta estación del año, han de importarse desde Latinoamérica, en concreto desde Ecuador y Colombia.

"Además, se trata de una fecha que, a diferencia del 'Día de la Madre', se celebra de forma simultánea en todo el mundo, por lo que la demanda se dispara y, lógicamente, los precios suben", ha explicado Esteve.

Sin embargo, a pesar de esa revalorización, tanto los mayoristas como los floristas prevén que el precio final de las flores más demandadas, las rosas y, en menor medida, las orquídeas, caiga este año entre un 10 y un 20 por ciento, con respecto a la misma celebración de 2009.

Por otra parte, los pasteleros españoles se preparan para ofrecer las tradicionales y reclamadas tartas en forma de corazón con motivo del "Día de los Enamorados", una fecha que afrontan con optimismo y confianza en su clientela fija a pesar de la crisis, han explicado a Efe fuentes del sector.

Las mismas fuentes han apuntado que esperan que las ventas se mantengan en el mismo nivel que el pasado año, aunque en esta ocasión el calendario juega en contra de sus intereses, ya que al celebrarse en domingo se abre el abanico de ofertas a disposición de los enamorados.

Las previsiones para el próximo 14 de febrero son las de "un domingo fuerte", en el que las tartas con forma de corazón serán, como viene siendo tradición, la opción más demandada de la jornada.

Los pasteleros han resaltado que los precios se mantendrán este año "congelados" por tercer año consecutivo y que una tarta pequeña en forma de corazón, de aproximadamente medio kilo, puede oscilar entre los 10 y 15 euros.