Público
Público

Secuestrados tres trabajadores de la ONU en Somalia

La milicia islámica Al Shabab, que controla la zona, esta negociando con el clan tribal armado que los tiene retenidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres trabajadores humanitarios de Naciones Unidas, al parecer dos de ellos extranjeros, fueron secuestrados hoy por un grupo de hombres armados no identificados en el oeste de Somalia, informó la emisora Radio Shabelle.

El secuestro se produjo en el distrito de Wajid, cuando los trabajadores humanitarios se trasladaban hacia el aeropuerto de esta ciudad de la Región de Bakol, a unos 350 kilómetros al noroeste de Mogadiscio, añadió la emisora. Los secuestrados se disponían a tomar un vuelo para viajar desde Wajid a Nairobi cuando fueron sorprendidos por sus captores.

La milicia integrista islámica de Al Shabab negocia con el clan tribal armado que los ha capturado la liberación de los tres trabajadores humanitarios de la ONU. Según dijo la fuente, hombres armados de un clan local de la zona de Wajid, unos 350 kilómetros al noroeste de Mogadiscio, secuestraron esta mañana a dos trabajadores extranjeros del Cuerpo de Limpieza de Minas de Naciones Unidas (UNMAF), cuyas nacionalidades no se han precisado, y a un somalí.

El somalí secuestrado es Ali Deeq, coordinador del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de los servicios aéreos de Naciones Unidas en Somalia, que preparaba un vuelo a Nairobi desde Wajid.

El responsable de Al Shabab, que pidió que no se revelase su identidad, ha dicho que 'los empleados de la ONU fueron secuestrados por un problema de trabajo, después de haber llegado a Wajid el sábado pasado tras ser autorizados por Al Shabab a reanudar su programa de limpieza de minas en la zona'.

'Examinaron a varias personas que buscaban trabajo y contrataron a algunos, y su secuestro se produjo porque un comisario local, miembro de la milicia de un clan local, no se sintió satisfecho con el reparto de los empleos y, por eso, los secuestraron', ha explicado el responsable de Al Shabab. La misma fuente, que indicó que la milicia de Al Shabab tiene rodeados a los secuestradores, dijo: 'hemos iniciado negociaciones para liberar a los trabajadores de la ONU, lo que esperamos que se produzca pronto'.

Un trabajador de una organización humanitaria, que ha pedido que no se revelase su identidad, dijo a Efe que los secuestradores forman parte del clan Hadamo, uno de los más fuertes de la región.

El UNMAF lleva años trabajando en la retirada de minas antipersonas en el oeste de Somalia, pero suspendieron sus labores el año pasado después de que dos de sus trabajadores fueran secuestrados por una milicia leal a Al Shabab, que posteriormente los puso en libertad. La vuelta de los especialistas de UNMAF a la zona se ha producido tras unas negociaciones con Al Shabab, que controla el área de Wajid.

Los portavoces de la ONU en Mogadiscio no han comentado el suceso, pero en Nairobi, la organización internacional ha hecho público un comunicado en el que eleva a cuatro el número de secuestrados.

Según la nota difundida en la capital keniana, los cuatro fueron secuestrados por hombres armados que interceptaron su convoy cuando se dirigían al aeropuerto local, en un incidente en el que 'No hubo disparos ni uso de violencia'.

El escrito precisa que, se conoce 'la localización general de los secuestrados' y que el personal de la ONU y las autoridades locales de Wajid 'hacen todo lo posible para asegurar la liberación incondicional de los trabajadores', cuya identidad no se revela en el comunicado.

Trabajadores humanitarios, miembros de organizaciones no gubernamentales (ONG) y periodistas han sido objeto de ataques y secuestros por parte de clanes tribales armados y grupos de pistoleros en Somalia en repetidas ocasiones, muchas de ellas para pedir un rescate.