Público
Público

Secuestran a 2 cooperantes de la misión internacional en Darfur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de hombres armados secuestró a dos civiles extranjeros que trabajaban con la misión de paz desplegada en Darfur, el cuarto secuestro en la región sudanesa desde marzo.

"Fueron secuestrados por hombres armados de su residencia en Zalingei. El incidente ocurrió a primera hora de la mañana", dijo el sábado a Reuters el portavoz de UNAMID Noureddine Mezni.

Es la primera vez que se secuestra a personal de la operación híbrida de la Unión Africana y Naciones Unidas en Darfur, agregó.

Los secuestradores se pusieron en contacto con la misión poco después del secuestro. "Nos dijeron su disponibilidad para hablar con UNAMID", afirmó el portavoz, sin dar detalles de sus demandas.

El ministro de Sudán para Asuntos Humanitarios, Abdel Baqi al-Jailani, dijo a Reuters que los secuestrados son un nigeriano y una tanzana y que los secuestradores eran bandidos.

"Han pedido un rescate. No han dicho que sean algún tipo de grupo rebelde", dijo Jailani.

El secuestro en Zalingei, en la zona occidental de Darfur, se produjo dos días después de que el comandante saliente de la fuerza de paz, Martin Luther Agwai, asegurara a la prensa que Darfur ya no está en estado de guerra.

Los cooperantes dicen que cada vez afrontan más hostilidad en la región, desde que en marzo el Tribunal Penal Internacional emitiera una orden de arresto contra el presidente sudanés, Omar Hasan al Bashir, por cargos relacionados con crímenes de guerra.

Jartum expulsó a 13 organizaciones internacionales y clausuró tres organizaciones locales poco después, acusándoles de pasar información al TPI, lo que han negado.

Dos mujeres de la ONG GOAL de Irlanda siguen en cautiverio tras ser raptadas a inicios de julio. Otro cooperante está desaparecido después de un ataque a pocas millas de la frontera de Darfur, en la vecina Chad, este mismo mes.

Zalingei, a unos 100 kilómetros de la frontera con Chad, es el lugar de nacimiento de algunos de los rebeldes más conocidos de Darfur, incluyendo al fundador del Ejército de Liberación de Sudan, Abdel Wahed Mohamed Ahmed al Nur.

Al Nur, que negó cualquier responsabilidad de su grupo en el secuestro, afirmó que demuestra la debilidad de UNAMID.

"La primera tarea de UNAMID es proteger a los civiles, pero no son capaces de protegerse a sí mismos por el mandato. Necesitamos un mandato de hacer la paz, no de mantenimiento de la paz", manifestó desde París, donde vive ahora.