Público
Público

Sega quiere cambiar el catálogo de Wii

La popular consola de Nintendo está cargada con un enorme catálogo donde son pocos los títulos que brillan. Sega, antes su competidora, apuesta ahora por la plataforma Wii

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aunque hace solo 10 años aún eran rivales directos y en la época de los 16 bits eran prácticamente las dos únicas compañías que se repartían el pastel de las consolas de videojuegos, Sega y Nintendo mantienen ahora una relación mejor avenida que nunca.

La primera dejó de fabricar consolas cuando asumió que Dreamcast era imposible de mantener comercialmente en 1999, pese a que se trataba del mejor sistema del mercado, y se centró a la creación de juegos para la competencia.

Dentro del enorme catálogo de Wii, donde abundan los juegos de escasa originalidad y calidad, Sega se ha convertido en una de las compañías que más y mejor están apostando por los jugadores de siempre. Este año llegarán nuevas versiones de sus clásicos Sonic y The House of the dead y también irrumpirán las nuevas y prometedoras licencias Mad World y The Conduit.

Decenas de juegos de mascotas, mediocres títulos de baile, numerosos trivials de todo tipo, sopechosos clones de entrenadores mentales que tienen poco que ofrecer... Si, por un lado, Wii ha conseguido llevar los videojuegos a nuevos públicos, su éxito también ha derivado en un preocupante y creciente problema: una saturación de juegos demasiado similares entre sí, de escasa calidad y nula profundidad de juego. Mientras que los usuarios de nuevo cuño se conforman con experiencias sencillas de controlar con las que adentrarse en el ocio digital, los jugadores de toda la vida se quejan de que no hay buenos títulos para jugar en Wii.

Entre tanto juego para novatos, Sega ha decidido apostar fuerte este año por títulos para jugadores experimentados, con ganas de aprovechar las características del mando de Wii, pero también de encontrarse con juegos que exploten su capacidad técnica, que no deja de ser limitada en relación a las propuestas de Microsoft y Sony.

Del lado de las licencias clásicas de la compañía, llegará a toda velocidad la mascota de Sega, Sonic, que este año protagonizará una aventura de plataformas inspirada en los cuentos de espada y brujería: El caballaro negro. La segunda vieja licencia que regresará a la actualidad de los videojuegos será The House of the Dead, que fue lanzada en 1996 para máquinas recreativas. Sega ya trajo de vuelta el año pasado esta franquicia a Wii aprovechando su peculiar mando con infrarrojos, que permite que sea usado como una pistola. Gracias a esto, Sega relanzó las clásicas segunda (Dreamcast) y tercera entrega (Xbox) en Wii y las ventas no han debido ir mal porque prepara un juego totalmente nuevo: Overkill. El título mantendrá el desarrollo clásico en el que la cámara se mueve sola desde la vista del protagonista y el jugador sólo debe preocuparse de disparar.